TAYIKISTÁN | RSF: “No hay elecciones democráticas sin libertad de información”

27.02.2015 22:08

 

Reporteros Sin Fronteras expresa su preocupación por el clima tóxico en el que los medios informativos se ven obligados a trabajar en Tayikistán, país que celebra elecciones parlamentarias este primero de marzo. La organización ha señalado que las elecciones no pueden ser democráticas a menos que exista libertad de información.

 

Más de 4 millones de electores están llamados a las urnas este 1 de marzo en Tayikistán para elegir a 63 parlamentarios de entre 288 candidatos. Aunque los comicios tienen apariencias democracias, la alarmante situación de la libertad de información en el país subraya la deriva liberticida del régimen de del presidente Emomali Rahmon, quien lleva en el cargo desde 1992. Tayikistán ocupa el puesto 116, entre 180 países, en la Clasificación Mundial 2015 de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras.

 

"No puede haber democracia sin pluralismo en los medios y sin libre acceso a noticias e información", apuntó Johann Bihr, responsable de Reporteros Sin Fronteras para Europa del Este y Asia Central.

 

"Cabe señalar que la libertad de información se sigue deteriorando en Tayikistán, hasta el punto de que es una causa de considerable preocupación a las puertas de las elecciones. Instamos a las autoridades a garantizar que los ciudadanos de Tayikistán ejerzan su derecho a informar y recibir noticias e información. Hacemos un llamamiento a la comunidad internacional para recordarle a Dushanbe sus compromisos y para que rinda cuentas de las violaciones a gran escala de este principio democrático básico".

 

Una campaña marcada por la intimidación

 

Varios periodistas independientes han explicado a Reporteros Sin Fronteras que han recibido amenazas por parte de los servicios de inteligencia en las semanas previas a las elecciones. Mediante correos electrónicos y mensajes de texto han sido advertidos de que "dejen de escribir artículos críticos" o, de lo contrario, se hará pública su vida privada. Una táctica de desprestigio que apunta a la existencia de un sistema de vigilancia inmensa en el país.

 

Otros periodistas independientes han sido objeto de campañas de desprestigio en los medios de comunicación oficiales y en las redes sociales, a menudo utilizando datos de su vida privada. En un caso reciente, un informe del canal de televisión estatal TVT acusó a algunos medios independientes de apoyar al alcalde de Dushanbe a cambio de apartamentos o terrenos.

 

En una declaración conjunta el 16 de febrero, la Asociación Nacional de Medios de Comunicación Independientes en Tayikistán (NANSMIT), el Sindicato de Periodistas y el Consejo de Medios de Tayikistán pidieron el fin de los "ataques y campañas dirigidos a intimidar y obstruir las actividades profesionales de los periodistas ", la manipulación de los medios de comunicación con fines políticos y las repetidas intromisiones en la vida privada de los periodistas independientes.

 

El pluralismo de los medios, aplastado

 

Dada la falta de pluralismo en los medios, la campaña electoral estaba destinada a ser una aburrida competición con una sola cara. Las autoridades controlan casi todos los medios. Tres espacios publicitarios del partido de oposición islámico fueron excluidos de las ondas sobre con el argumento de que no se grabaron en uno de los pocos estudios autorizados oficialmente.

 

La apelación del empresario condenado Zayd Saidov, detenido y juzgado poco después de que fundara un partido de oposición en 2013, se está celebrando a puerta cerrada. Saidov, exministro de Industria, fue sentenciado a 26 años de prisión tras ser declarado culpable de delitos sexuales, poligamia, fraude y corrupción.

 

El grupo de medios Asia Plus, que tiene un semanario, una agencia de noticias, una emisora de radio, un estudio de televisión y un diario digital, es una de las pocas fuentes de noticias independientes en Tayikistán. El acceso a su sitio web ha sido bloqueado regularmente en el interior del país en los últimos años. En la primavera del año pasado, el semanario y su directora, Olga Tutubalina, fueron declarados culpables de insultar a los intelectuales del país en un proceso-farsa y condenados a pagar a los tres demandantes una desorbitada suma, equivalente a unos 4.500€. El número de procesos a periodistas independientes ha aumentado en el período previo a las elecciones parlamentarias.

 

Libertad de información y autoridades paranoicas

 

Desde 2012, es frecuente el bloqueo temporal del acceso a las redes sociales y a los diarios digitales independientes. En octubre de 2014, fue cortado durante dos semana el acceso a más de 200 sitios web –entre ellos Facebook, Vkontakte y YouTube-, así como a los principales diarios digitales tayikos, rusos y de Asia Central.

 

El acceso fue bloqueado poco después de que el movimiento de oposición Grupo 24 anunciase que llevaría a cabo una manifestación contra el gobierno. Fue restaurado un día después del evento, que no llegó a celebrarse.

 

Este apagón sin precedentes fue acompañado de restricciones drásticas en las redes de telecomunicaciones. Los mensajes de texto se suspendieron durante varios días y el acceso a Internet se cortó por completo en la norteña región de Sughd.

 

Tales respuestas desproporcionadas y opresivas derivan del miedo visceral de las autoridades a la desestabilización, y utilizan el espectro de la guerra civil que desgarró al país entre 1992 y 1997 para justificar su miedo a la oposición.

 

Aleksandr Sodiqov , un académico y especialista en la prevención de conflictos detenido en junio del año pasado, ha pagado el precio por la paranoia de las autoridades. El único delito de este internauta fue haber entrevistado a un líder de la oposición en la provincia suroriental autónoma de Gorno-Badakhshan, como parte de su investigación. La provincia fue escenario de violentos enfrentamientos en 2012, algo que se mantiene en secreto. Acusado de espionaje, fue detenido durante un mes y puesto en libertad sólo después de una campaña internacional masiva.

 

NANSMIT, organización asociada a Reporteros Sin Fronteras, ha publicado recomendaciones para periodistas destinadas a garantizar la cobertura imparcial y objetiva de las elecciones.