Elecciones en India | 10 recomendaciones para los partidos tras una campaña plagada de ataques al periodismo

0
465

Ante el fuerte retroceso de la libertad de prensa en India, Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide a los partidos políticos que se presentan a las elecciones legislativas que comienzan mañana 19 de abril, que se comprometan a adoptar diez medidas concretas destinadas a la defensa de una información fiable y a la protección los periodistas.

La persecución de periodistas y medios se ha intensificado drásticamente desde que Narendra Modi asumió el cargo de primer ministro en 2014. India ocupa ahora el puesto 161 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2023 de RSF.

Desde 2014, al menos 28 periodistas han perdido la vida y nueve están actualmente encarcelados. Se está haciendo un uso indebido de las leyes antiterroristas para perseguir a los profesionales de los medios. Además, tanto la policía como las agencias tributarias son utilizadas como herramientas para silenciar a las voces independientes. Los reporteros se enfrentan a constantes campañas de desinformación, a lo que se añade las crecientes restricciones al acceso de periodistas extranjeros.

Para poner en primer plano el derecho a la información en estas elecciones generales, RSF ha identificado diez medidas clave que los candidatos deben adoptar de inmediato..

“Es inaceptable que el país presentado como la mayor democracia del mundo carezca ahora de tantas de las salvaguardias necesarias para mantener una prensa libre y diversa. Es inaceptable que los periodistas indios y los reporteros extranjeros se vean sometidos a tantas trabas en su trabajo diario. Es urgente que los partidos políticos afirmen su compromiso de salvaguardar el derecho de los ciudadanos a una información fiable, diversa e independiente, y de adoptar medidas para poner fin a la continua erosión de la libertad de prensa que se ha producido en India durante la última década. Les proponemos diez medidas clave para incluir en sus programas”. 

Célia Mercier | Responsable del Área de Asia-Pacífico de RSF

  • RSF insta a los partidos políticos indios que se comprometan con la libertad de prensa adoptando las siguientes diez recomendaciones fundamentales :
1) Liberen inmediatamente a los nueve periodistas detenidos arbitrariamente, cinco de ellos de la región de Jammu y Cachemira.
2) Revisen las leyes antiterroristas para impedir su uso en la persecución de periodistas.

La Ley de Enmienda de Prevención de Actividades Ilegales de 2019 (UAPA, por sus siglas en inglés) y la Ley de Seguridad Pública (PSA, por sus siglas en inglés) se utilizan a menudo contra los reporteros. 

3) Pongan fin a la censura y la vigilancia de los reporteros.

La nueva legislación permite, o permitirá, la censura de publicaciones, la vigilancia de periodistas y la violación de la confidencialidad de sus fuentes. Es el caso del Proyecto de Ley de Telecomunicaciones de 2023, el Proyecto de Ley de Servicios de Radiodifusión (Regulación) de 2023, las Normas de Modificación de las Tecnologías de la Información de 2023 y la Ley de Protección de Datos Personales Digitales de 2023. Estas leyes deben modificarse para evitar que se utilicen con el objetivo de obstaculizar el trabajo de los profesionales de los medios.

4) Creen una comisión de investigación independiente para examinar los casos de espionaje a periodistas. 

Desde 2021, al menos quince periodistas indios han sido blanco del programa de espionaje Pegasus, desarrollado por el NSO Group, con total impunidad. 

5) Garanticen la protección del secreto de las fuentes de los periodistas.

La incautación de material periodístico debe limitarse a circunstancias excepcionales estrictamente definidas y estar sujeta al control de una autoridad judicial independiente. Esto es esencial para preservar la confidencialidad de las fuentes, ya que actualmente no están protegidas, dado que los equipos de los reporteros pueden ser incautados sin restricciones.

6) Defiendan el pluralismo mediante la regulación de la concentración mediática.

En la actualidad, un reducido número de empresas y conglomerados privados controlan los principales medios de comunicación en India. Es necesario legislar para poner fin a estos monopolios y limitar la propiedad cruzada -hace referencia a la situación en la que el propietario de un medio también tiene algún tipo de participación en otro, lo que puede conducir a una concentración mediática-, con el objetivo de preservar el pluralismo mediático.

7) Implementen mecanismos para la protección de los periodistas.

Es fundamental establecer un mecanismo que garantice la seguridad física y digital de los reporteros, especialmente aquellos que afirman estar bajo amenaza, como fue el caso de Nikhil Wagle, periodista freelance recientemente agredido en el estado occidental de Maharashtra, y de Nesaprabhu, reportero de News7 que fue atacado en enero por una banda armada en el estado meridional de Tamil Nadu. Además, es crucial abordar el acoso en línea dirigido tanto a periodistas como a  medios, una problemática que se ha generalizado.

8) Acaben con los cortes arbitrarios en la conexión a Internet.

India lidera a nivel mundial la implementación de cortes arbitrarios en el  acceso a Internet. Solo en 2023, las autoridades cortaron el acceso a la red durante un total de 5.000 horas en el estado nororiental de Manipur. Estos cortes, que constituyen una violación del derecho internacional, obstaculizan el trabajo de los periodistas y contribuyen a la difusión de noticias falsas y desinformación, especialmente durante los periodos electorales. 

9) Eliminen las  restricciones de acceso a determinadas zonas del país.

En febrero, se negó a los reporteros el acceso a Haldwani, una localidad del estado septentrional de Uttarakhand. Los periodistas extranjeros deben obtener permisos especiales para visitar 10 de los 36 estados y territorios de India. Especialmente, Jammu y Cachemira resultan prácticamente inaccesibles para los reporteros.

10) Salvaguarden el derecho de los medios extranjeros a informar sobre India.

El país ha intensificado las represalias contra los periodistas extranjeros, incluyendo la reducción de la duración de sus visados o denegándoles permisos de trabajo. Un ejemplo destacado es la periodista francesa Vanessa Dougnac, quien, después de más de veinte años en el país, se vio obligada a marcharse el pasado mes de febrero.