RSF España mantiene un firme compromiso con los periodistas, periodistas ciudadanos y blogueros encarcelados por ejercer su derecho a informar. Según el Barómetro de Reporteros Sin Fronteras en el mundo hay alrededor de 350 informadores presos.

La cárcel los reduce al silencio y al olvido, por lo que la presión internacional suele ser su única defensa posible. La campaña “La voz de…”, que la Sección Española de RSF mantiene viva desde hace años, implica a periodistas españoles de renombre para mantener vivas las causas y nombres de sus colegas injustamente encarcelados.

Este apoyo actúa como un escudo protector frente a represalias, malos tratos e incluso la muerte. Tres rostros emblemáticos representan a esos 350 periodistas presos por informar: