Tras dos años de prisión en Polonia acusado de espionaje, RSF insta a que Pablo González sea puesto en libertad para poder defenderse ante los tribunales

0
771

Reporteros Sin Fronteras (RSF) insta a la Justicia polaca a liberar al periodista español Pablo González para que pueda defenderse, cuanto antes, en un juicio de las graves acusaciones que ha formulado contra él y que aún no se han sustentado. Detenido hace dos años en la frontera con Ucrania por un presunto delito de espionaje, González cumplirá dos años de cárcel el próximo 28 de febrero, después de que se haya prorrogado, por octava vez, su prisión preventiva.

El periodista español Pablo González cumplirá, este miércoles 28 de febrero, dos años de prisión preventiva en la cárcel de Radom, en el centro de Polonia, después de que la corte de apelaciones de Lublin decidiera, el pasado jueves 15, prorrogar tres meses -por octava vez consecutiva- su detención a la espera de juicio. González fue arrestado cuatro días después de la invasión rusa de Ucrania en la localidad fronteriza de Przemyśl, donde estaba cubriendo el éxodo de ciudadanos ucranianos que huían de la guerra hacia Polonia. Tras su detención, las autoridades polacas aseguraron que se trataba de un agente del GRU, la inteligencia militar rusa, y que estaba realizando labores de espionaje utilizando su condición de periodista.

“En un país de la Unión Europea (UE), es totalmente inusual mantener detenido a un periodista durante dos años sin juicio y con cargos secretos. Instamos a las autoridades judiciales polacas a que pongan en libertad a Pablo González para que pueda defenderse ante un tribunal, que debe llamarlo a juicio lo antes posible. Aunque respetamos el principio del secreto de sumario, pedimos a la Fiscalía que garantice -de acuerdo con las normas de la UE- un mínimo de transparencia sobre las pruebas que obran contra el periodista encarcelado durante tanto tiempo.

Alfonso Bauluz, presidente de RSF España.

Mientras tanto, Pablo González ha pasado dos años en prisión –primero en la cárcel de Przemyśl y luego, en la de Radom– en un régimen de encarcelamiento especialmente severo que RSF ha denunciado varias veces y con escasas visitas de sus familiares. El reportero español, que también tiene la nacionalidad rusa por parte de padre, colaboraba en España con medios como el diario digital Público o la cadena de televisión La Sexta.

Polonia ocupa el puesto 57 de los 180 países analizados en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2023 de RSF.