LUXEMBURGO | Caso LuxLeaks: Acusado el periodista francés que destapó el escándalo fiscal

23.04.2015 20:33

 

Reporteros Sin Fronteras recibe con consternación la noticia de que el periodista francés Edouard Perrin ha sido acusado por la justicia de Luxemburgo en relación con un reportaje de investigación que sirvió al interés público al revelar las principales prácticas de evasión fiscal.

 

Los fiscales dijeron que Perrin fue acusado en el marco de una investigación sobre una filtración desde dentro de la sucursal de luxemburguesa de PricewaterhouseCoopers (PwC), empresa internacional de de auditoría. Dijeron que se le acusa de ser "coautor, si no cómplice, en las infracciones cometidas por uno de los ex empleados de PwC".

 

Perrin, que trabaja para la productora Premières Lignes, hizo un reportaje para el programa de televisión Cash Investigation  (France 2) en mayo de 2012 que aportaba pruebas de los acuerdos firmados entre el gobierno de Luxemburgo y las grandes corporaciones multinacionales, y que permitía a éstas eludir los impuestos en otros países europeos.

 

Como resultado de este reportaje, PricewaterhouseCoopers presentó una denuncia por el robo de documentos confidenciales ante las autoridades judiciales de Luxemburgo, cuya investigación ya llevado a dos exempleados, siendo uno de ellos el auditor francés Antoine Deltour, ser acusado de "violar la confidencialidad empresarial". Perrin es el tercer acusado.

 

"Las autoridades judiciales de Luxemburgo olvidan una clave: que exponer el escándalo fiscal LuxLeaks es de interés público", apuntó la directora de programas de Reporteros Sin Fronteras, Lucie Morillon.

 

"El público tiene derecho a conocer los ahora famosos 'rulings' de Luxemburgo, los acuerdos fiscales que permiten a las multinacionales evadir impuestos. ¿Es que las autoridades judiciales de Luxemburgo desafían ahora la jurisprudencia establecida por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para castigar al primer periodista que luz sobre el escándalo?".

 

"Tales métodos judiciales son indignos de un país como Luxemburgo. El derecho a la información es un pilar de la democracia y debe prevalecer en un caso como éste".

 

Fue después de su informe de 2012 que Perrin fue contactado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación con sede en EEUU y comenzaron a trabajar juntos. Su investigación conjunta permitió las revelaciones LuxLeaks a finales de 2014 la exposición de la gran escala de las ofertas de evasión fiscal de Luxemburgo con las multinacionales.

 

Luxemburgo ocupa el puesto 19 entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2015 de Reporteros Sin Fronteras. Ha retrocedido 15 posiciones en un solo año.