HAITÍ | Las antenas de radio empiezan a recuperarse en Puerto Príncipe

20.01.2010 17:38

 “El trabajo se reanuda lentamente en Radio Métropole. En su mayor parte, el equipo ha salido indemne del seísmo pero los periodistas se encuentran damnificados, lo mismo que el resto de la población”, nos dice Gaby Saget, joven colaboradora de la emisora galardonada en 2009 con el premio de la francofonía RFI-OIF-RSF. “Nuestro director, Richard Widmaier, nos ha llamado este lunes para que sigamos trabajando, a pesar de la escasez que tenemos de recursos humanos y económicos”. En un primer momento, Radio Métropole, una de las emisoras más escuchadas de Puerto Príncpe, tuvo que echar mano de Internet para reanudar las emisiones, lo mismo que Radio Kiskeya, otro faro del paisaje radiofónico de Puerto Príncipe, que cuenta con no menos de cincuenta emisoras.

Signal FM, Caraïbes FM y la antena local de RFI son las tres únicas que pudieron mantener la programación inmediatamente después del seísmo. Sin embargo, gracias al apoyo prestado por algunos técnicos y medios de comunicación extranjeros –y en particular Radio France – una semana después del seísmo hay 20 radios funcionando. En ese caso se encuentran Vision 2000, Radio Lumière, Radio Solidarité, Mélodie FM, Radio One y también Radio Boukman, situada en el suburbio de Cité-Soleil. Radio Minustah, la emisora de la Onu, se puede conectar de nuevo desde el 18 de enero.

En cambio, no ha ocurrido lo mismo con Radio TV Ginen, Radio Soleil, Radio Ibo y Tropic FM, sin contar las pequeñas emisoras comunitarias que han quedado totalmente destruidas. En cuando a la Radio Nationale, está consiguiendo emitir a través de su televisión “hermana”.

El local de la Agencia France-Presse quedó destruido, pero la agencia funciona de nuevo desde otro local, alquilado a toda prisa. El seísmo no afectó a los locales de las dos principales cabeceras de la prensa escrita, los diarios Le Nouvelliste y Le Matin. Evidentemente, los periódicos no salen ante la imposibilidad que existe de imprimirlos, y las redacciones están en paro técnico; de todas maneras, Le Nouvelliste está publicando alguna información en su página de Internet.

Según nuestras informaciones, en Petit-Goâve (Sur) no se han destruido las sedes de 12 emisoras locales aunque los equipos han quedado seriamente dañados, por lo que su difusión es muy desigual. En Léogâne, que quedó devastada en un 85 %, 5 de las 9 emisoras existentes están en condiciones de funcionar.