ARGENTINA | RSF pide una reacción de la embajada de Dinamarca por la agresión a un fotógrafo

24.05.2011 19:26

 

Varias organizaciones del gremio de periodistas convocaron este 24 de mayo de 2011 al mediodía a una manifestación de periodistas y fotógrafos frente a la embajada de Dinamarca en Buenos Aires, en protesta por la agresión que padeció hace cuatro días Julián Herr. Este fotógrafo de 18 años de edad, que trabaja para la revista El Guardián, fue víctima de la brutalidad de dos guardias de seguridad de la sede diplomática.

 

Reporteros sin Fronteras hace un llamamiento al embajador de Dinamarca en Argentina, Henrik Bramsen Hahn, para que denuncie públicamente los hechos y revise el contrato que tiene la embajada con la empresa de seguridad privada que emplea a los agresores. También consideramos oportuno que las organizaciones presentes en la manifestación de hoy –entre ellas el Colectivo de Trabajadores de Prensa (CTB) y la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA)– puedan hablar con él.

 

En una carta dirigida a Reporteros sin Fronteras, el embajador danés condenó la agresión pero aseguró que “ni el personal de la Embajada ni los guardias de seguridad de la Embajada estuvieron involucrados en el ataque".

 

Julián Herr realizaba para El Guardián una serie de fotografías de los clubes diplomáticos, su gastronomía y restaurantes. El 20 de mayo el joven llevó a cabo este trabajo en la embajada de Suecia sin ninguna dificultad. Horas después, en la tarde, lo realizó en la embajada de Dinamarca. Solicitó el permiso de los servicios diplomáticas, quienes no le permitieron entrar en el edificio, pero le autorizaron tomar fotografías del exterior.

 

“Apenas saqué la cámara se me vino encima el tipo de seguridad que estaba en la entrada […] Le expliqué que era periodista, que trabajaba en una revista, pero el tipo cada vez me insultaba más, me invitaba a pelear, intentaba bajarme la cámara”, relató Julián Herr a Reporteros sin Fronteras. “Enseguida, salió de la embajada un tipo [vestido] de civil, sin identificaciones; los dos cada vez se ponían más violentos”.

 

Entonces, el joven fotógrafo decidió cruzar la avenida Leandro N. Alem, pero uno de los hombres lo persiguió y volvió a increparlo. Luego, “el guardia retornó a su puesto de trabajo”. El otro hombre fue entonces tras el reportero. “El de civil se me vino encima y directamente me pegó un cabezazo en la nariz y una trompada en la cara”, agregó Julián Herr, quien pudo fotografiar a su agresor cuando cayó al suelo. El hombre escapó subiéndose a un autobús.

 

El joven fotógrafo fue auxiliado y transportado al hospital. Sufre una fisura en el tabique nasal, por lo que tiene problemas para respirar de forma normal. Deberá someterse a una intervención quirúrgica. La justicia fue informada del caso. Reporteros sin Fronteras espera que la investigación ofrezca resultados rápidamente. “¿Debemos recordar a los guardias de seguridad de la embajada que su misión es garantizar la seguridad de un recinto diplomático y no emprender acciones represivas fuera de él? Esta agresión muestra un abuso de autoridad gravísimo”, concluyó la organización.