ARGELIA | RSF condena nuevos episodios de censura por hablar del Presidente y las propiedades inmobiliarias de varios ministros

28.04.2015 18:59
Reporteros Sin Fronteras manifiesta su preocupación por los últimos casos de censura en Argelia, donde las autoridades han detenido brevemente a un caricaturista acusándole de “difamar y atacar al Presidente” y han suspendido un conocido programa satírico por cometer “repetidos excesos” y “ataques a los símbolos del Estado”.
 
La suspensión del programa satírico “Weekend”, emitido los viernes por la cadena El Djazaira ha convulsionado las redes sociales. Uno de sus periodistas, Abdou Semmar, que también es editor de Algérie-Focus, asegura que la causa de la suspensión está relacionada con las informaciones difundidas el 17 de abril sobre los apartamentos parisinos de varios ministros del gobierno argelino y de la hija del Primer Ministro Abdelmalek Sellal.
 
El programa sin embargo estaba basado solo en el libre de los periodistas franceses Marie-Christine Tabet y Christophe Dubois “París-Argelia, una historia de pasión” sobre las relaciones entre políticos franceses y argelinos.
 
Las reacciones del Gobierno no se hicieron esperar, incluida una llamada telefónica del Primer Ministro y una llamada de atención de la Autoridad Reguladora de la Radiodifusión al productor del programa Karim Kardache. El organismo emitió posteriormente un comunicado acusando al programa de “sarcasmo y mofa de personas, incluidos símbolos del Estado”, además de falta de ética profesional castigada bajo las leyes de prensa y difusión.
 
Desde el ministerio de Comunicación se produjeron varias llamadas para presionar a los miembros del equipo, incluidos el periodista Mustapha Kessaci y al humorista Merouane Boudiab. Las autoridades pidieron a la dirección de la cadena que cambiara sus formas y sus contenidos y despidiera a Semmar. Ésta decidió poner fin al programa y preparó un último episodio emitido el 24 de abril.
 
“Condenamos firmemente la censura a este programa”, afirma Virgine Dangles, responsable de Reporteros Sin Fronteras. “Los periodistas tienen el derecho a criticar, cuestionar y comentar las decisiones y prácticas del Gobierno para abrir un debate público sobre temas que afectan a la población. Pedimos la reanudación inmediata de sus emisiones y el fin al acoso que sufren sus periodistas”, añade Dangles. 
 
Caricaturista detenido
 
El 20 de abril la policía detuvo al caricaturista Tahar Dhejiche en la provincia de El Oued tras la publicación en su cuenta de la red social Facebook de dibujos sobre los problemas asociados con el tráfico para extraer gas. Una de las caricaturas habría supuestamente insultado al Presidente Bouteflika por haberle retratado en el interior de un reloj de arena en In Salah, región donde los habitantes llevan tiempo protestando por las exploraciones de gas. 
 
“Condenamos este último intento de silenciar a las voces críticas en Argelia y recordamos a las autoridades del país que las caricaturas son una parte esencial de la libertad de expresión e información”.
 
La detención de Dhejiche recuerda el caso de Djamel Ghanem, otro caricaturista que se enfrentaba a una posible condena a un año y medio de cárcel bajo el artículo 144b del código penal argelino que penaliza los insultos al Presidente. Ghanem esquivó su condena gracias a la presión nacional e internacional.