ISRAEL | Al Jazeera será prohibida próximamente en Israel, un acto de censura sin precedentes tras meses de persecución

0
380

Reporteros Sin Fronteras (RSF) insta a Israel a derogar una nueva ley que otorgaría al gobierno la autoridad para clausurar las operaciones de Al Jazeera en el país. Para la organización resulta inadmisible censurar uno de los últimos medios internacionales capaces de informar desde Gaza desde el 7 de octubre.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha anunciado a través de una publicación en X que el canal Al Jazeera, al que ha calificado como “terrorista”, cesará sus transmisiones desde Israel. Esto sucedió después de que la Knesset, el Parlamento israelí, aprobara el 1 de abril, con 71 votos a favor y 10 en contra una ley que autoriza al gobierno a prohibir temporalmente “las redes de difusión extranjeras consideradas un riesgo para la seguridad nacional”, cerrar sus oficinas en en el país, confiscar sus equipos y bloquear el acceso a sus sitios web.

Tal como subraya el primer ministro en su comunicado la nueva legislación está dirigida principalmente contra la cadena catarí, uno de los únicos medios internacionales que aún pueden cubrir la guerra desde Gaza.

“Israel está utilizando todos los medios posibles para intentar silenciar a Al Jazeera por su cobertura de la situación de los palestinos en Cisjordania y Gaza desde el 7 de octubre. La votación del Parlamento israelí para censurar a la cadena catarí junto con los comentarios difamatorios de Benjamin Netanyahu hacia sus periodistas son inaceptables. Instamos a las autoridades israelíes a cesar su hostigamiento al medio. Este tipo de legislación censora, camuflada bajo la apariencia de regulación democrática y dirigida específicamente contra un medio de comunicación concreto, establece un peligroso precedente para el periodismo en Israel”.

Jonathan Dagher | Responsable del Área de Oriente Medio de RSF

Tras acusar a la cadena de televisión de ser un “altavoz de Hamás” y calificar repetidamente a sus periodistas de “operativos terroristas”, Israel cuenta ahora con la capacidad legislativa para cumplir sus amenazas de cerrar la oficina de la emisora catarí. Esto podría materializarse pronto, ya que el Likud, el partido que lidera la coalición gobernante, ha anunciado que el primer ministro “tomará medidas inmediatas para cerrar Al Jazeera“.

El gobierno israelí aprobó una normativa el pasado noviembre, que permite el cierre de medios extranjeros, entre ellos el medio catarí. En ese momento la agencia de inteligencia israelí Mossad expresó su apoyo a esta decisión, acusando al medio de causar un “daño real” a las actividades de las Fuerzas de Defensa de Israel.

Periodistas de Al Jazeera muertos y heridos por ataques israelíes

Desde el comienzo de la guerra entre Israel y Hamás, entre  más del centenar de periodistas que han sido asesinados en Gaza por ataques israelíes, según los datos provisionales de organizaciones profesionales palestinas, hay tres de ellos que trabajaban para Al Jazeera. El periodista Hamza al-Dahdouh -hijo de Wael al-Dahdouh, jefe de la oficina de la cadena catarí en Gaza- y su colega Moustafa Thuraya, murieron en un ataque israelí a principios de enero.

“Se están vengando de nosotros matando a nuestros hijos, pero eso no nos detendrá”, declaró entonces Wael al-Dahdouh. Un mes más tarde, el periodista resultó herido por un ataque israelí que mató al videoperiodista del canal árabe, Samer Abu Daqqa. En el sur de Líbano, Carmen Joukhadar, corresponsal del medio, fue una de los seis periodistas heridos en el ataque israelí del 13 de octubre, en el que murió Issam Abdallah, reportero de Reuters.

Israel ya había infligido  graves ataques a Al Jazeera antes del 7 de octubre. El 11 de mayo de 2022, un francotirador israelí mató a Shireen Abu Akleh, su corresponsal en Cisjordania, una periodista de renombre internacional, mientras informaba en Yenín. Un año antes, en mayo de 2021, RSF presentó una denuncia ante la Corte Penal Internacional después de que ataques aéreos israelíes destruyeran una veintena de medios en la Franja de Gaza, incluida la oficina de Al Jazeera.