VENEZUELA | Avances judiciales hacia la resolución de dos casos de asesinatos de periodistas

04.03.2010 22:00

A finales del mes de febrero, la lucha contra la impunidad dio dos pasos importantes. Ahora, los presuntos autores intelectuales de los asesinatos de los periodistas Orel Sambrano (foto) y Mauro Marcano se encuentran entre rejas, y en breve deberían ser juzgados. Ambos casos tienen también valor de ejemplos: en el marco de su trabajo, las dos víctimas se atrevieron a tratar el asunto del narcotráfico. Las mafias de la droga se encuentran hoy entre los peores predadores de la libertad de prensa en el continente. La resolución de estos dos casos, que esperamos sea rápida, debe servir para demostrar que el crimen organizado no es una fatalidad.

El ex policía David Antonio Yánez fue detenido el 21 de febrero de 2010, en una operación antidroga. Ahora se le ha acusado de haber ordenado los asesinatos de Orel Sambrano, el 16 de enero de 2009 y del empresario y veterinario Francisco Larrazábal, un testigo clave en el procedimiento abierto por “tráfico de droga” y “blanqueo de dinero” a la familia Makled. Orel Sambrano, director del semanario político ABC, vicepresidente de la emisora privada Radio América 890 AM y editorialista del diario regional Notitarde, había denunciado las actividades de ese podero clan de empresarios del estado Carabobo.

La detención de David Antonio Yánez eleva a tres el número de personas arrestadas y detenidas en este caso. El ex policía Rafael Segundo Pérez y José Manuel Luque Daboín están acusados de matar al periodista a tiros. En este momento las autoridades investigan la implicación de Walid Makled, en calidad de autor intelectual.

Conocido por ser el jefe del Cartel del Sol en el Estado Monagas, José Ceferino García fue detenido e internado en la cárcel el 23 de febrero. La investigación le señala como autor intelectual del asesinato de Mauro Marcano, que tuvo lugar el 1 de septiembre de 2004. A José Ceferino García le detuvieron en Trinidad y Tobago, y luego le extraditaron en 2006. Dos años más tarde, consiguió que un tribunal del estado Monagas le pusiera en libertad. El Ministerio Público había apelado la sentencia por sospechar que ejercía presiones sobre la justicia local. Ahora, la Corte de Apelaciones del estado Monagas, accediendo a la solicitud de devolverlo a la cárcel, ha ordenado que sea otra jurisdicción quien se pronuncie sobre el fondo del asunto.

Poco antes de su asesinato, Mauro Marcano, presentador de un programa en Radio Maturín 1.080 AM y editorialista del diario regional El Oriental, denunció que existían vinculos entre algunas autoridades policiales y militares de la región y el Cartel del Sol.