UCRANIA | RSF apoya una investigación independiente sobre la agresión a la periodista Tatiana Chornovil

27.12.2013 17:33

 

Reporteros Sin Fronteras condena en los términos más duros el brutal ataque contra Tatiana Chornovil, periodista del diario Ukrainskaya Pravda, que fue sacada de su automóvil y salvajemente apaleada en la noche del 24 al 25 de diciembre en la capital de Ucrania, Kiev.

 

"Apoyamos la decisión del la asociación Institute for Mass Information, socio de Reporteros Sin Fronteras, de llevar a cabo una investigación independiente para asegurar que los responsables de este acto de barbarie comparezcan ante la justicia", manifiesta Reporteros Sin Fronteras.

 

"Nos indigna este violento ataque, el más grave de las numerosas agresiones contra los periodistas registradas en Ucrania en los últimos meses. Estos atentados contra la seguridad y la libertad de expresión de los medios de comunicación ucranianos son intolerables".

 

"Los periodistas tienen que poder trabajar con libertad”, añade la organización. “Pedimos a las autoridades ucranianas que garanticen el respeto de la justicia, la libertad de información y los derechos fundamentales".

 

Tatiana Chornovil se ha hecho célebre por sus artículos de investigación sobre altos funcionarios del gobierno y políticos; también es una destacada activista en las protestas "Euromaidan" en la Plaza de la Independencia de Kiev contra la decisión del presidente Viktor Yanukovich de retirar un acuerdo de asociación con la Unión Europea.

 

Chornovil iba conduciendo su coche por las afueras de Kiev en la noche del 24 de diciembre, cuando los tres hombres no identificados que viajaban en una camioneta la obligaron a detenerse, le propinaron una paliza y la abandonaron en la cuneta. Fue trasladada a un hospital con una conmoción cerebral y múltiples fracturas en el rostro. Ha tenido que ser intervenida varias veces y permanece en cuidados intensivos.

 

Chornovil atribuye el ataque a su último artículo, publicado en su blog el 24 de diciembre, en el que escribía sobre una villa de lujo propiedad del ministro del Interior Vitaliy Zakharchenko.

 

El ataque ha provocado una ola de indignación en la sociedad civil ucraniana. Ha habido varias manifestaciones en apoyo a Chornovil y pidiendo la dimisión del ministro del Interior; muchos líderes de la oposición, entre los que se cuenta Yulia Tymoshenko, han condenado la agresión.

 

La policía dice que están investigando como un caso de "vandalismo" en virtud del artículo 296-2 del Código Penal, y ha detenido a tres sospechosos.

 

Las violaciónes de la libertad de información han experimentado un notable incremento desde el inicio del movimiento Euromaidan. Al menos 50 periodistas han sido agredidos físicamente en manifestaciones desde principios de diciembre y tres medios de comunicación de la oposición fueron asaltados el 9 de diciembre.

 

La asociación Institute for Mass Information ha contabilizado 101 agresiones contra periodistas durante 2013.

 

En la Clasificación Mundial 2013 de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras, Ucrania ocupa el puesto 126 de 179 países.