LIBIA | Éxodo de periodistas ante la imposibilidad de trabajar entre la violencia

07.04.2015 15:17

 

El periodismo es cada vez más peligroso en Libia, donde se registran violentos enfrentamientos casi a diario a pesar de que a comienzos de año se iniciaron negociaciones entre las diversas facciones al amparo de las Naciones Unidas. El ambiente caótico supone una amenaza constante para los periodistas, que se ven cada vez más obligados a huir al extranjero.

 

En octubre de 2014, Reporteros sin Fronteras lanzó una campaña internacional para dar a conocer lo que está sucediendo a los periodistas en Libia. La campaña gráfica mostraba la escena del asesinato de un periodista, junto con estas frases: "¿Ya no hay noticias de Libia? Pues él trataba de contarlas".

 

Reporteros sin Fronteras condena enérgicamente los continuos actos de violencia contra los periodistas, cuyo número ha aumentado sin cesar desde el lanzamiento de la campaña.

 

"La abrumadora violencia a la que están ahora expuestos los periodistas en Libia hace que para ellos sea prácticamente imposible trabajar y les obliga a huir en masa a países vecinos", dijo la directora de programas de Reporteros Sin Fronteras, Lucie Morillon". Esta situación es aún más alarmante porque los medios de comunicación tienen un papel crucial que desempeñar en las zonas de conflicto. La seguridad de los periodistas debe ser una prioridad absoluta para los interlocutores nacionales e internacionales en Libia".

 

Brutales asesinatos de periodistas

 

Tres blogueros y activistas - Mohamed Bettou , Mohamed El Messmari y Siraj Ghatess - fueron encontrados degollados en noviembre en Darna, una ciudad oriental controlada por milicias extremistas religiosas. La localidad está considerada como uno de los lugares más peligrosos de Libia para quienes se dedican a las noticias.

 

Mohamed Hawess, periodista y ex presentador de la emisora ​​de televisión libia Likoule El ahrare, fue secuestrado en Trípoli a mediados de diciembre y retenido durante tres días, hasta que fue puesto en libertad en un intercambio de prisioneros.

 

El cámara Salem Al Husadi huyó del país hace unas semanas después de ser objeto de un intento de asesinato en Darna en octubre.

 

Éxodo de periodistas

 

Reporteros sin Fronteras ha registrado muchos casos de periodistas obligados a huir al extranjero desde noviembre. Entre ellos se cuentan Sirine El Amari, corresponsal en Trípoli de France 24, que dejó el país en noviembre después de haber sido convocada en varias ocasiones por las autoridades de la capital libia para explicar sus informaciones y de recibir varias amenazas.

 

El dibujante Nizar Siala huyó después de recibir amenazas de muerte por una historieta sobre la destrucción del patrimonio cultural libio en Trípoli.

 

El ex corresponsal de Al-Jazeera Naim Laachibi huyó en febrero después de que su casa de Bengasi fuera destruida en un acto vandálico.

 

Libia ocupa el puesto 154, entre 180 países, en la Clasificación Mundial 2015 de la Libertad de prensa que establece Reporteros Sin Fronteras. Más sobre el país, en el Informe Anual de la organización.