IRAK | Las autoridades amenazan con cerrar 47 medios de comunicación

28.06.2012 17:50

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su alarma ante la iniciativa de la Comisión de Medios de Comunicación, que estudia el cierre de 47 radios y televisiones, tanto locales como extranjeras, por supuesto impago de licencias. El ministerio del Interior ha dado 45 días a las afectadas-entre las que se encuentran la BBC, Voice of America, Radio Monte Carlo, Radio Sawa, Al-Baghdadia TV o Al-Sharqiya News- para cumplir los requisitos. Mientras, más de 700 periodistas han entregado ante el Tribunal Supremo una solicitud de derogación de la ley de Derechos de los Periodistas, adoptada en agosto de 2011, contra la que se han convocado varias manifestaciones.

 

La decisión de la Comisión de Medios de Comunicación fue tomada hace un mes, pero no se ha hecho pública hasta que el Observatorio de la Libertad de los Periodistas (JFO en sus siglas en inglés) la ha dado a conocer, el 23 de junio, con pruebas documentadas. Numerosos políticos y periodistas han criticado este intento de amordazar a los medios de comunicación y denuncian que el jefe de la Comisión está nombrado por el primer ministro Nouri Al-Maliki y que muchos de los medios afectados - como Al-Baghdadia y Al-Sharqiya- son conocidos por su crítica abierta al gobierno iraquí.

 

Irak se enfrenta a una de las mayores crisis políticas de los últimos tiempos, con un primer ministro cuestionado por una creciente oposición y acusado con frecuencia de autoritarismo, nepotismo y corrupción. A pesar de todo, la Comisión de Medios de Comunicación insiste en que su decisión no es de carácter político y está motivada únicamente por un deseo de que todas las cadenas y emisoras paguen sus licencias, recordando además que ya en febrero publicó un anuncio en todos los periódicos invitando a los medios de comunicación que actuasen sin licencia a regularizar su situación en un plazo de dos meses. Pero, según declaraciones a AFP de un miembro de la Comisión, Salem Mashkur, sólo un número reducido lo hicieron y 39 medios de comunicación decidieron no someterse a la legislación.

 

La BBC y la Voice of America aseguran que no tienen problemas con las autoridades y que están en proceso de renovar sus licencias con la Comisión de Medios de Comunicación. La emisora en lengua árabe fundada en Estados Unidos, Radio Sawa, ha manifestado su sorpresa por encontrarse en la lista y asegura que tiene una licencia válida.

 

Según la agencia Reuters, muchos de los medios de comunicación afectados no tienen sede en Irak y no necesitarían una licencia en el país. Una de las radios, Sawt Al-Iraq está registrada dos veces: una como emisora sin licencia y otra como emisora con la licencia suspendida.

 

Reporteros Sin Frontera urge a la Comisión a asegurar que las cantidades exigidas a los medios de comunicación por las licencias sean razonables. Según el periódico Elaph, las cifras exigidas el año pasado iban desde los 145.000 a los 1,1 millones de euros. “Estas cantidades desorbitadas explicarían por qué algunos medios se niegan a pagar, especialmente si tienen que destinar gran parte de su presupuesto a proteger a sus empleados y a sus sedes dada la habitual violencia contra los medios de comunicación presente en el país” recuerda la organización.

 

La comisión de Medios de Comunicación fue fundada en 2004 por el gobierno de coalición entre las autoridades locales y  las estadounidenses, con el propósito de crear un medio independiente y sin ánimo de lucro que regulase el ejercicio del periodismo. Pero, desde que el gobierno de la coalición pasó a manos iraquíes, ha sido constantemente acusada de falta de independencia. Se le reprocha la petición de cantidades desorbitadas para algunos medios y de tomar decisiones que suponen una seria amenaza para los medios de comunicación.
 

En paralelo, Reporteros Sin Fronteras manifiesta su apoyo a los periodistas iraquíes que reclaman la retirada de la Ley para los Derechos de los Periodistas, aprobada por el parlamento en 2011. La organización , que ya alertó en septiembre de 2011 que la nueva ley no mejoraba la situación de los medios de comunicación y suponía incluso un peligro adicional para la libertad de prensa, se suma a la Asociación de Defensa de los Derechos de los Periodistas que encabeza la iniciativa de llevar ante el presidente del Tribunal Supremo, Madhat al Mahmud, una petición firmada por más de 700 periodistas que denuncian las violaciones de la constitución iraquí y los convenios internacionales ratificados por Irak, presentes en los artículos 13, 14 y 38 de la legislación vigente. Un texto que legal que para muchos supone el mayor retroceso en materia de libertad de prensa desde la caída de Saddam Hussein, en 2003, y que ha concentrado numerosas manifestaciones para pedir su retirada, la última, el 20 de junio en Baghdad.