AZERBAIYÁN | Cinco años de cárcel para el conocido periodista Seymour Khazi

30.01.2015 16:12

 

  • Condena sin pruebas por cargos absurdos de ‘vandalismo agravado’ tras un juicio marcado por las irregularidades
  • El periodista, crítico con el gobierno de Azerbaiyán, sostiene que su procesamiento tiene motivaciones políticas

 

El conocido periodista Seymour Khazi es la última víctima de la represión que las autoridades de Azerbaiyán comenzaron el verano pasado. Tras un simulacro de juicio, Khazi fue condenado este 29 de enero a cinco años de prisión por una falsa acusación de ‘vandalismo agravado’.

 

Reportero del diario opositor Azadlig y presentador de "Azerbaycan Saati", un programa de televisión crítico con el gobierno que se emite desde el extranjero, Seymour Khazi  llevaba en prisión preventiva los últimos cinco meses.

 

Reporteros Sin Fronteras expresa su consternación por esta sentencia absurda y sus trágicas consecuencias.

 

Khazi (cuyo apellido completo es Khaziyev) fue detenido por un cargo de vandalismo el 29 de agosto, después de defenderse al ser repentinamente atacado por un hombre al que no conocía, Maherram Hasanov. Después de una protesta, Hasanov fue detenido otra vez por vandalismo cinco días después.

 

En el juicio de este 29 de enero, marcado por la falta de pruebas y muchos errores de procedimiento, la fiscalía solicitó seis años para Khazi y nueve meses para su agresor, que terminó siendo condenado a seis meses de prisión.

 

Khazi ha denunciado repetidamente que los cargos tienen motivaciones políticas. Antes de que el tribunal emitiera su veredicto ayer, acusó al presidente Ilham Aliyev y al jefe de personal Ramiz Mehdyev de ordenar su detención.

 

En Azerbaiyán, los periodistas críticos y representantes de la sociedad civil han sido víctimas de una represión sin precedentes desde el verano pasado.

 

El 19 de enero, Khazi publicó una carta de homenaje a su compatriota y célebre periodista independiente, Khadija Ismayilova, detenida  el 5 de diciembre y recluida en una celda, a pocos metros de la suya.