ESPAÑA | Los humoristas gráficos defienden la opinión libre en la inauguración de la exposición de RSF 'Un grito de Libertad’

06.05.2016 19:24

 

 

“La libertad de opinión la tenemos sobre el papel, pero últimamente no está tan claro que la tengamos amarrada al cien por cien, hay muchas presiones”, aseguró el dibujante Luis Pérez Ortiz, LPO, en la inauguración de la exposición de Reporteros Sin Fronteras 'Un grito de Libertad. Humoristas Gráficos por la libertad de Información', este 5 de mayo, en el centro FNAC Castellana, en Madrid.

 

La presentación de la muestra, que forma parte de los actos de celebración del Día Mundial de la Libertad de prensa de RSF España, asistieron la presidenta de de la organización, Malén Aznárez, el comisario de la exposición, Luis Conde, y los humoristas gráficos Alberto Blesa –que firma como Antón junto con su compañero Óscar Garibaldi-, LPO y Jesús Zulet.

 

Malén Aznárez explicó que la exposición la componen 20 dibujos originales cedidos por célebres humoristas a Reporteros Sin Fronteras “para colaborar activamente en la defensa de la libertad de información en todo el mundo”, y agradeció su importante contribución a la misión de la organización.

 

Los humoristas gráficos “son unos atentos vigilantes del poder que utilizan el humor como arma”, destacó la presidenta de RSF España, quien añadió que ellos “están sufriendo también censuras y represiones; están siendo encarcelados, amenazados de muerte, y perseguidos en muchos países”.

 

 

Por su parte, Luis Conde habló de “la necesidad del grito de libertad que los dibujantes plasman día a día” en la prensa,  mientras que LPO expresó sus dudas sobre el futuro del humor gráfico, a pesar de que “en España hay más tradición de sátira, de broma de chanza” y de que “hay costumbre de ver los dibujos como un dedo que se mete en el ojo del poder”  

 

Para Alberto Blesa, Antón, “cada vez es más difícil ejercer esta profesión porque hay muchos intereses”, y lamentó que en la actualidad exista “mucha más censura, aunque parezca que no, hay miedo a hacer un chiste que moleste al empresario o al anunciante”.

 

“Siempre ha habido problemas para publicar, porque los medios han sido muy pocos”, apuntó Jesús Zulet, quien reconoció haber sufrido episodios de censura a lo largo de su carrera, pero que al mismo tiempo reivindicó “el trabajo editorial”.

 

 

Durante el encuentro se habló de autocensura y del papel que puede representar Internet para el humor gráfico. “La autocensura es un gran peligro, es muy fácil que tú interiorices las presiones”, dijo LPO, pero destacó que Internet, con todo su ruido, sí puede convertirse en “en un antídoto”, ya que el propio humorista puede publicar en la Red aquello que los editores su medio no han querido.

 

“Internet es una alternativa y la Red permite llegar a más público”, pero para publicar hay que “insistir, insistir e insistir”.

 

“Espero que la crisis económica y los condicionamientos empresariales, que son los que ahora imperan y que acaban produciendo en los propios periodistas y también los humoristas la autocensura, no vayan a más, y que podamos seguir luchando por la libertad de prensa”, concluyó Malén Aznárez.

 

 

La exposición 'Un grito de Libertad. Humoristas Gráficos por la libertad de Información' permanecerá abierta al público hasta el 25 de junio de 2016 en el centro FNAC Castellana, en Madrid. Después de esa fecha, visitará centros FNAC de Valencia, Alicante, Barcelona y Málaga.

 

Con la defensa de la libertad de prensa  e información como hilo conductor, la muestra se compone dibujos originales donados a Reporteros Sin Fronteras por Alfons López, Antón, Asier y Javier, Caín, El Roto, Elena, Fritz, Idígoras y Pachi, Javirrollo, KAP, LPO, Manel F., Mauro Entrialgo, Postigo, Rafael Iglesias, Ramón, Ricardo, Romeu, Sansón, Xaquín Marín y Zulet.

 

Fotogalería: Exposición de RSF 'Un grito de Libertad’ en FNAC