ARGELIA | RSF pide a las autoridades argelinas que se abstengan de bloquear las maniobras financieras del periódico El Khabar

06.05.2016 19:30
Reporteros Sin Frontera pide a las autoridades argelinas que respeten las decisiones de los periodistas y propietarios del periódico El Khabar, para poder garantizar la continuidad de este medio de comunicación.
 
Las dificultades económicas de los últimos meses han hecho que los responsable de El Khabar hayan decidido, en marzo de 2016, ceder parte de sus acciones al grupo Ness Prod, filial del grupo industrial Cevital. Pero esta transacción ha tenido una respuesta política sin precedentes en la historia de la prensa argelina. El 27 de abril, el ministro de Comunicación anunció que presentaría una acción judicial contra Ness Prod en un tribunal de Bir Mourad Rais d’Alger para que examine la conformidad de esta operación financiera con las disposiciones del Código de Información. El proceso, que debía haberse iniciado el 4 e mayo, ha sido pospuesto al 11 de mayo. 
 
Reporteros Sin Fronteras rechaza este intento de instrumentalización de la justicia, que pretende invalidar la acción legítima de El Khabar. “Pedimos a las autoridades argelinas que abandonen esta iniciativa que pretende oponerse a la reventa en partes del periódico. Si las autoridades se obstinan en su voluntad de bloquear esta transacción, este medio de comunicación independiente corre el riesgo de desaparecer, una consecuencia gravísima para el derecho de los ciudadanos a acceder a una información libre”, afirma Yasmine Kacha, responsable de la oficina de África del norte de Reporteros Sin Fronteras. 
 
Este nuevo episodio se suma a una serie de obstáculos a los que se vienen enfrentando los medios de comunicación en Argelia, especialmente después de la reelección del Presidente Abdelaziz Bouteflika en 2014. En noviembre de 2015, el sitio de información Tout sur l'Algérie (TSA) denunció ser víctima del chantaje del ministro de Industria por sus anuncios. 
 
El 3 de mayo de 2016, en la radio pública argelina, el ministro de Comunicación, Hamid Grine, hizo unas declaraciones inquietantes contra “algunos” medios de comunicación a los que calificó de “arrogantes”, y de “dominadores”. Les acusón de sembrar la discordia y justificó las presiones necesarias contra la libertad de informar.
 
Argelia ocupa el puesto 129 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.