PAKISTÁN | Un nuevo atentado contra el grupo Express Media mata al chófer de un periodista

01.04.2014 18:44

Los trabajadores del grupo Express Media han vuelto a ser blanco de un nuevo ataque violento en Pakistán. El conductor del periodista Raza Rumi ha muerto asesinado en el atentado que ha sufrido el vehículo del periodista, que ha resultado ileso. Su guardaespaldas también ha resultado herido.


Los hechos tuvieron lugar el 28 de marzo, en Lahore, y se suman a numerosos ataques perpetrados contra este grupo de medios de comunicación en los último meses. "Los empleados de Express Media pagan un alto precio por cumplir con su cometido de ofrecer una información plural en Pakistán, que atraviesa una etapa de extrema violencia de grupos radicales que no ceden ante nada para imponer el silencio", denuncia Reporteros Sin Fronteras. La organización pde a las autoridades del país que tomen medidas concretas para proteger a los periodistas y detener a los responsables de estos ataques, que no deben quedar impunes.

Rumi acababa de dejar la sede de Express Television en Lahore y se dirigía a su domicilio cuando varios individuos sin identificar abrieron fuego contra su coche cerca del mercado de Raja. Su conductor murió y su guardaespaldas resultó herido.

El periodista, habitual trabajador de The Friday Times, había empezado hace poco un nuevo programa de contenido político en Express Newts TV y asegura no haber recibido amenazas directas de los islamstas, pero constar en las listas negras de los extremistas.

Este es el quinto ataque a personal de Express Media desde agosto de 2013. Hace dos semanas el jefe de la sede en Peshawar de Express Media TV fue blanco de otro atentado; en enero tres empleados de la cadena fueron asesinados en Karachi; y varios edificios del grupo recibieron ataques con disparos y explosivos entre agosto y diciembre de 2013. Todos ellos fueron reivindicados por el grupo islamista Tehreek-e-Taliban Pakistan.

El Primer Ministro paquistaní, Nawaz Sharif anunció, el 19 de marzo, la creación de una comisión para examinar las medidas de seguridad que deben adoptarse para la prensa.