PAKISTÁN | “Dígannos quién mató a nuestro padre”, claman los huérfanos del reportero Hayatullah Khan

15.06.2010 17:43

 

“El gobierno tiene la obligación de decirnos quién mató a nuestro padre. Y sus asesinos deben ser detenidos”, declaró Kamran Hayat, de 8 años, huérfano del periodista Hayatullah Khan. Hace cuatro años, el 16 de junio de 2006, el cuerpo sin vida de Khan fue encontrado cerca de Mir Ali, en la zona tribal de Waziristán del Norte. 

Descubierto esposado y muy delgado, el corresponsal The European Press Photo Agency (EPA) y los diarios paquistaníes Ausaf y Nation en la zona tenía rastros de una detención de seis meses en condiciones muy difíciles.

En un testimonio grabado en vídeo, los huérfanos de Hayatullah Khan expresan su rabia y decepción por la falta de voluntad del gobierno. He aquí el video en exclusiva:

 

 

Con ocasión del cuarto aniversario de la muerte del periodista, Reporteros sin Fronteras (RSF) solicita al ministro Yousaf Raza Gilani que ordene que se hagan públicos los resultados de las diversas investigaciones judiciales sobre este caso.

Un representante de RsF interrogó recientemente a Qamaruzaman Kaira, ministro federal de Información, quien rechazó comprometerse a publicar el informe del del juez Mohammad Raza Khan, de Peshawar. El 18 de agosto de 2006, este juez presentó un informe independiente de la investigación del caso, pero las autoridades le prohibieron publicarlo (consultar noticia en RsF Internacional).

“Seguimos pensando que Hayatullah Khan fue asesinado porque investigaba las circunstancias de la muerte de un líder árabe de Al-Qaeda, Hamza Rabia. El ejército paquistaní confirmó que los yihadistas lo mataron en una explosión accidental. Hayatullah Khan contradijo a los militares demostrando que Hamza Rabia murió por un misil estadounidense. Justificaba sus argumentos con fotografías tomadas en el lugar del incidente. A pesar de que Estados Unidos ataca a diario las zonas tribales pakistaníes con aviones no tripulados (Unmanned Aerial Vehicle, UAV), es inaceptable que el gobierno de Islamabad mantenga un silencio tan sospechoso en este asunto”, afirma la organización.

Reporteros sin Fronteras se une a la Unión de periodistas tribales (TUJ) para condenar esta “negligencia criminal”. El presidente de la YUJ, Ibrahim Shinwari, declaró: “Pedimos la publicación inmediata del informe de la investigación”.

Por su parte, la hija del periodista muerto, Saira Hayat, explicó que “el gobierno no ha detenido a los asesinos ni ha publicado las investigaciones de su muerte. Seguimos pidiendo justicia. Extraño mucho a mi padre”.

Después del asesinato de su madre (consultar noticia en la web internacional de RsF), los huérfanos fueron llevados a Peshawar.

 

Vincent Brossel

Asia-Pacífico