CHINA | El Gran Cortafuegos chino corrige sus lagunas

11.10.2017 12:06

 

En los meses previos al 19º Congreso del Partido Comunista Chino, que comienza el 18 de octubre, el Presidente Xi Jinping ha desplegado un importante arsenal de medidas represivas contra las redes sociales online con el objetivo de perfeccionar el ‘Gran Cortafuegos’ (Gran Firewall) que censura Internet en China.

 

Apenas semanas antes del Congreso, que se espera que renovará el mandato de Xi por otros cinco años, la aplicación de mensajería encriptada estadounidense WhatsApp, comenzó repentinamente a funcionar mal en China, en señal de que se había alcanzado un nuevo punto de inflexión en la censura del Partido. El uso de WhatsApp, hasta entonces, había sido tolerado.

 

"El control de Internet en China ha crecido día a día durante más de un año", apunta Cédric Alviani, director de la oficina de Reporteros Sin Fronteras (RSF) en Asia Oriental. "El presidente, al que le gusta llamarse el nuevo timonel en alusión a Mao Zedong, ha establecido un sistema muy sofisticado de censura y vigilancia de la información en los últimos años, que ha pasado a un nuevo nivel".

 

Desde que se convirtió en presidente, Xi ha demostrado ser un decidido enemigo de la libertad de prensa, persiguiendo el control completo de los medios de comunicación para proteger a China contra lo que él llama la influencia de las "potencias extranjeras hostiles".

 

Empezó por "reorientar" a los periodistas , quienes habían tratado cautelosamente de contribuir al debate social bajo su predecesor. Ahora sus deberes se limitan a la ingrata tarea de retransmitir "la propaganda del Partido". A continuación, reprimió duramente a los blogueros que habían tomado la antorcha del periodismo.

 

Vigilancia a escala industrial

 

Los foros de chat y las redes sociales, por el contrario, se habían mantenido relativamente a salvo. Sina Weibo, cuyos 340 millones de usuarios regulares superan a Twitter, y Tencent QQ y WeChat, que pueden llegar a 1.000 millones de cuentas en un futuro cercano, se habían convertido en espacios para la libertad de expresión.

 

Los chinos apreciaban poder conversar con relativo anonimato, lo que les permitía intercambiar información que faltaba en los medios de comunicación. La evolución de la tecnología y la inventiva de sus usuarios limitaban el impacto de la censura, que fue principalmente eficaz en el bloqueo de los medios de comunicación extranjeros y redes sociales como Google y Facebook.

 

Esta era parece haber terminado. Bajo Xi, la censura de Internet ha alcanzado niveles industriales y se ha combinado con un formidable aparato de vigilancia. Según fuentes oficiales, el aparato de espionaje de Internet de China emplea a dos millones de personas, un topo por cada 374 usuarios de Internet.

 

La red social WeChat ha adquirido la reputación de ser un troyano de la policía. Desde el año pasado, la información recolectada en WeChat, incluyendo detalles de conversación, puede ser usada oficialmente como prueba de cargo en los juicios.

 

Para empeorar las cosas, la Administración del Ciberespacio de China, una entidad supervisada personalmente por el presidente, ha desplegado en los últimos meses una serie de medidas escalofriantes dirigidas directamente a los 750 millones de usuarios de Internet de China.

 

Fin del anonimato en Internet

 

Desde la semana pasada, los moderadores de los grupos de discusión en las redes sociales como WeChat se consideran personalmente responsables de "información insalubre o ilegal" y cualquier contenido que "distorsione la historia de China y el Partido. Las definiciones son tan amplias que atañe prácticamente a cualquier discusión.

 

Se espera que muchos grupos de discusión se disuelvan por su propia cuenta. En los que continúan, los moderadores, sin duda, estarán muy vigilantes en todo momento para evitar problemas.

 

Esta última disposición refuerza las ya duras regulaciones que, desde junio, han criminalizado la "publicación ilegal" de contenido y, desde 2013, han expuesto a la posibilidad de tres años de cárcel a cualquier persona que publique contenido cuestionable que se replique más de 500 veces o se vea más de 5.000 veces.

 

Por lo tanto, cada vez que los usuarios de Internet chinos estén a punto de pinchar en "Me gusta" o publicar contenido, tendrán que preguntarse si es compatible con la doctrina del Partido o si quieren correr los riesgos que conlleva.

 

Los cambios recientes han sonado también el knell para el anonimato en el Internet chino. Desde el comienzo del mes, las comunidades en línea están obligadas a verificar la identidad de sus usuarios ya prohibir los comentarios de los visitantes no registrados.

 

Tencent, Sina y Baidu, los gigantes de Internet de China, fueron lentos para cumplir con este requisito, que es costoso y complicado de implementar, por lo que la Administración del Ciberespacio de China les impuso fuertes multas para demostrar quién manda.

 

VPN suspendidas

 

Ha habido anuncios periódicos de nuevas restricciones de Internet durante más de un año: prohibición de transmitir contenido de vídeo o audio sin licencia especial; cierre de sitios de noticias de celebridades considerados frívolos e incompatibles con la línea del partido; prohibición de publicar contenido digital de empresas extranjeras sin un permiso y requerimiento de almacenar los datos en servidores en China, más fáciles de supervisar.

 

La siguiente medida próxima puede ser la más drástica. El gobierno ordenó a los operadores de telecomunicaciones que pongan fin a todos los servicios de red privada virtual (VPN) para febrero próximo. Millones de chinos, entre ellos muchos investigadores y empresarios, y la mayoría de los residentes extranjeros de China, utilizan VPN para evitar el bloqueo de sitios web. Si la prohibición de VPN demuestra ser eficaz, el Gran Cortafuegos devoto de Xi se convertirá en una realidad mejorada.

 

La República Popular China sigue en el puesto 176, , entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa que publica Reporteros Sin Fronteras. Sólo Siria, Turkmenistán, Eritrea y Corea del Norte tienen puntuaciones aún más vergonzosas. Más sobre el país, en el Informe Anual de la organización.

 

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

DESCARGA GRATUITA:

ACTIVIDADES

 ÚLTIMOS INFORMES   

       ÁLBUMES DE FOTOS   

             RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa