BURUNDI | Nuevos ataques a periodistas en el interior del país mientras los exiliados emiten su primer programa desde Ruanda

26.06.2015 12:44
Reporteros Sin Fronteras condena el ataque a la corresponsal de Voice of América, Diane Nininahazwe. La periodista llegó ayer por la noche a la casa de sus padres cuando una granada, lanzada desde el exterior, explotó en el interior del domicilio sin causar daño a sus habitantes.
 
“Estos ataques al personal de los medios de comunicación, destinados a silenciar a los pocos periodistas que siguen trabajando en Burundi, son absolutamente intolerables”, afirma Cléa Kahn-Sriber, responsable de la oficina de África de Reporteros Sin Fronteras. “¿Cómo puede el Gobierno decir que se está volviendo a la normalidad cuando pasan cosas como esta cada día? ¿Cómo puede considerarse éste un clima favorable para llevar a cabo unas elecciones?”, se pregunta Kahn-Sriber. 
 
Nininahazwe ya había sido blanco de amenazas en los días anteriores, cuando se desplazó a la provincia de Bubanza para informar de los secuestros denunciados en la región. Tras entrevistar a algunas personas, se le impidió el acceso al administrador municipal y la policía le pidió una acreditación del gobierno provincial para seguir ejerciendo el periodismo. Después de hacer una emisión en directo por teléfono, empezó a recibir mensajes amenazantes a su regreso como el siguiente: “Otros pueden haber escapado de la muerte, pero tu no escaparás”. 
 
Muchos periodistas llevan tiempo recibiendo amenazas en Burundi y al menos 50 han optado por el exilio en países vecinos, incluida Ruanda. 
 
Periodistas organizando el exilio
 
Un grupo de periodistas grabaron ayer un programa desde Ruanda para los ciudadanos de Burnundi. Fue el primero de este tipo, elaborado en los estudios de la cadena ruandesa Isanganiro Star. Fue difundido posteriormente en seis emisoras ruandesas, algunas de ellas con alcance en Burundi, según Radio France Internationale.
 
Pierre Claver Nyankuru, el periodista que presenta el programa, ha afirmado que se pudo escuchar en “seis provincias del norte y del oeste del país". Nyankuru trabajaba para Radio Bonesha, cerrada desde el 14 de mayo, como todas las demás emisoras privadas en Burundi.
 
El programa difundido, de una hora, informaba de la situación en Burundi los meses previos a las eleccioens. “Todo el mundo expresó sus puntos de vista, la emisión estuvo muy equilibrada”, aseguró a RFI el director de Radio Bonesha, Patrick Nduwimana. “Tuvimos la intervención de la Comisión Electoral, del partido en el Gobierno y de la oposición”, añadió.
 
Los periodistas pretenden seguir produciendo un programa similar cada 15 días con el objetivo de informar a los ciudadanos de Burnundi en el interior del país y en el exilio.