PALESTINA / ISRAEL | NUEVO INFORME de RSF: ‘Periodistas palestinos, atrapados entre tres fuegos’

26.06.2014 20:34

 

Reporteros Sin Fronteras publica este 26 de junio de 2014 un nuevo informe, ‘Periodistas palestinos, atrapados entre tres fuegos’.  Poco después de que el ejército israelí lanzase la operación ‘Volved, Hermanos’, el mayor despliegue militar en Cisjordania desde el final de la segunda Intifada, en 2005, los medios de comunicación palestinos siguen siendo considerados como objetivos.

 

          

 

 

Este pormenorizado informe, realizado a partir de una visita a los territorios palestinos a finales de 2013, revela el doble juego de presiones que amenazan la libertad de información en los Territorios Palestinos.

 

De un lado quedan las medidas impuestas por Israel y su ejército, que no dudan en detener, o incluso matar, a los profesionales de la información. Del otro, las consecuencias de la división de 2007 entre la Autoridad Palestina y Hamás.

 

Oficialmente, la división terminó con un acuerdo firmado por ambas facciones el 23 de abril y con la formación de un gobierno de unidad nacional. Pero este frágil pacto está siendo minado. El reciente secuestro de tres estudiantes israelíes en Cisjordania, del que Israel culpa a Hamás, hace temer cada vez más que se reaviven tensiones entre las dos facciones supuestamente amigas.

 

Sin acusar directamente a Hamás, el propio presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, denunció los objetivos de los autores del secuestro. "Los que perpetraron este acto nos quieren destruir", dijo el 18 de junio.

 

El acuerdo del 23 de abril había alumbrado la esperanza de se pondría fin a siete años de divisiones que han afectado profundamente a la sociedad palestina, y especialmente, a los medios de comunicación. ¿Qué efectos tendrá la división en el proceso de paz entre Israel y los palestinos? Más que nunca, dicho proceso parece estar en punto muerto.

 

Las relaciones entre israelíes y palestinos, y los avances (o falta de éstos) en el proceso de paz afectarán inevitablemente a las relaciones entre los propios palestinos, con importantes repercusiones en la sociedad civil, y por lo tanto, en los medios de comunicación, históricamente muy politizado. De hecho, como consecuencia de su extrema polarización, los periodistas palestinos y los medios, son a la vez víctimas y actores de un sistema perverso, lo que contribuye a perpetuar la "división" (Inqassam) en la sociedad palestina.

 

¿Cómo salir de este círculo vicioso? Reporteros Sin Fronteras ha hablado con periodistas, defensores de derechos humanos, dirigentes de organizaciones no gubernamentales, diplomáticos destinados a la zona y figuras políticas, y todos comparten una misma valoración:  los territorios palestinos constituyen uno de los lugares del mundo en los que resulta más difícil ejercer el periodismo.

 

Sin avances reales en el proceso de paz entre israelíes y palestinos, y, del mismo modo, sin una reconciliación duradera y eficaz entre las facciones palestinas, la calidad de la información y la propia libertad de información tampoco pueden mejorar.