O. MEDIO Y MAGREB | Represión ciega y sin tregua contra la prensa en Bahréin, Libia, Emiratos Árabes Unidos, Siria y Yemen

12.04.2011 11:53

 

  • Muere en cautiverio un internauta detenido en Bahréin
  • Manu Brabo, fotógrafo español, sigue detenido en Libia. Ya son nueve los periodistas arrestados
  • Detenidos tres blogueros en los Emiratos Árabes Unidos
  • En Siria, la lista de detenidos y destituidos sigue creciendo
  • Amenazas, agresiones e intentos de impedir la distribución de diarios en Yemen

 

BAHRÉIN

 

Reporteros sin Fronteras condena firmemente la muerte en cautiverio del internauta Zakariya Rashid Hassan, fallecido el 9 de abril de 2011. Había sido arrestado el 2 de abril por “incitación al odio”, “publicación de noticias falsas”, “promoción del sectarismo” y “llamado al derrocamiento del régimen en los foros en línea”.

 

Zakariya Rashid Hassan administraba unforo, cerrado después, que ofrecía información sobre su ciudad natal, Al-Dair. El Ministerio del Interior mencionó como causa de su deceso una drepanocitosis (o anemia de células falciformes), explicación rechazada por la familia del difunto.

 

Otros tres ciberciudadanos se encuentran aún entre rejas: Fadhel Abdulla Ali Al-Marzooq y Hani Muslim Mohamed Al-Taif, arrestados el 24 y 27 de marzo de 2011, quienes administraban foros en los que los internautas podían hablar de los acontecimientos; así como Ali Hasan Salman Al-Satrawi, arrestado el 25 de marzo. Reporteros sin Fronteras aún sigue sin noticias del bloguero Abduljalil Al-Singace, detenido el 16 de marzo.

 

La organización también está preocupada por los cargos presentados por el Procurador Militar General contra Nabeel Rajab, presidente del Centro de Derechos Humanos de Bahréin, quien está acusado de haber publicado el 9 de abril en Twitter fotos falsas de una de las dos personas fallecidas en prisión ese mismo día. En su tweet, Nabeel Rajab afirma que Ali Isa Saqer habría muerto a consecuencia de las torturas que le infligieron cuando estaba detenido.

 

Reporteros sin Fronteras recuerda que, según información de la Federación Internacional de Ligas de Derechos Humanos, el Procurador Militar general publicó un decreto el 28 de marzo pasado (decreto n°5 del año 2011), que prohíbe la publicación de toda información relativa a las investigaciones en curso dirigidas por el Procurador Militar, por razones de seguridad nacional. La publicación de este decreto refuerza el arsenal de medidas tomadas por las autoridades a fin de imponer silencio sobre todas las exacciones cometidas por las fuerzas del orden.

 

Por otra parte, el 11 de abril de 2011 el Procurador General de Bahréin imputó a los tres periodistas de Al-Wasat destituidos el 3 de abril pasado haber cometido “graves abusos” difundiendo información falsa y mentirosa, que perjudica la imagen y la reputación del país en el extranjero.

 

El redactor jefe, Dr. Mansour Al-Jamari, el director de publicación, Walid Nouihid, y el jefe de información local, Aqil Mirza, dijeron haber recibido por fax un citatorio del órgano encargado de regular los medios de comunicación (Information Affairs Authority).

 

El Ministro de Información anunció el 3 de abril de 2011 el cierre del periódico de oposición Al-Wasat, fundado en 2002. Esto, después de que la víspera se transmitiera un programa que acusaba a Al-Wasat de querer perjudicar la estabilidad y la seguridad de Bahréin. Por su parte, el órgano encargado de regular los medios de comunicación decidió autorizar de nuevo la aparición y distribución del diario, a partir del 4 de abril, después de que tres de sus principales periodistas fueran obligados a renunciar. El 4 de abril dos periodistas iraquís que trabajan para el periódico desde 2005, Raheem Al-Kaabi y Ali Al-Sherify, fueron expulsados de Bahréin.

 

Además, los fotógrafos Mujtaba Salmat y Hussain Abbas Salim (también conocido bajo el nombre de Hussain Al-Khal) fueron arrestados el 17 y el 28 de marzo de 2011, respectivamente. Ambos son miembros de la Asociación Bahreiní de Fotografía y cubrían las manifestaciones de la Plaza de la Perla. Mujtaba Salmat difundió algunas fotos en Facebook. El periodista deportivo Faisal Hayat también fue arrestado el 8 de abril de 2011 por haber participado en el movimiento “14 de febrero”. Su foto fue difundida en la televisión oficial con la mención: “traidor”.

 

LIBIA

 

Reporteros sin Fronteras tuvo conocimiento de la detención, el 6 de abril de 2011, de tres periodistas de MBC: Hassan Zeitouni, periodista argelino; Majdi Hilal, camarógrafo egipcio, y Mohamed Al-Shoueidi, camarógrafo libio originario de Bengasi. Los tres fueron arrestados en Ajdabiya la tarde del 6 de abril cuando se dirigían al frente en Brega. Hassan Zeitouni apareció en la cadena nacional libia el 8 de febrero a media noche. Según información recabada por la organización, fue liberado la noche del 9 de abril pasado.

 

Con estos arrestos el número de periodistas que actualmente se encuentran detenidos por las fuerzas de Muamar el Gadafi ascendería al menos a nueve.

 

Las autoridades de Trípoli aún tienen detenidos a:

 

  • cuatro periodistas arrestados el 5 de abril de 2011: Manu Brabo, fotógrafo español independiente;  Clare Morgana Gillis, periodista estadounidense independiente que cubría los acontecimientos en el este del país para el sitio TheAtlantic.com y otros medios de comunicación estadounidenses; James Foley, corresponsal estadounidense de GlobalPost.com, quien también trabaja para Stars, Stripes y Al-Jazeera; Anton Hammerl, fotógrafo independiente sudafricano;
  • el periodista tunecino-canadiense de Al-Alam, Lotfi Ghars, detenido desde el 16 de marzo;
  • la periodista siria, Rana Akbani, arrestada el 28 de marzo pasado;
  • los dos periodistas de Al-Jazeera detenidos desde el inicio del mes de marzo: Ammar Al-Hamdane (noruego) y Kamel Ataloua (británico). Respecto al periodista mauritano Ahmed Vall Ould el-Dine, fue puesto en libertad el 11 de abril de 2011.

 

Ignoramos con precisión el número de periodistas libios que actualmente están detenidos.

 

Según el Comité de Protección de Periodistas, Matthew VanDyke, periodista independiente desaparecido desde el 12 de marzo, habría sido capturado por las fuerzas leales al coronel Gadafi cuando se dirigía a Brega, en el este del país.

 

Los dos periodistas de Komsomolskaïa Pravda, Dmitry Steshin y Aleksandr Kots, que desaparecieron la mañana del 8 de abril, fueron puestos en libertad por los rebeldes en la noche.

 

EMIRATOS ÁRABES UNIDOS

 

El bloguero y defensor de los derechos humanos, Ahmed Mansoor, blanco de amenazas de muerte desde hace varios días, fue detenido el 8 de abril de 2011. Una decena de hombres entraron en su casa y registraron su domicilio durante cerca de tres horas. Confiscaron su ordenador, libros y documentos de su pertenencia.

 

Farhad Salem Al-Shehhi, quien le ayudaba a mantener su blog, fue arrestado al día siguiente. Ahmed Mansoor fue una de las personas que firmaron una petición que pedía elecciones directas en el país. El bloguero se expresó respecto a ese tema en varias emisiones de televisión. Un tercer ciberciudadano, Nasser bin Ghaith, fue arrestado el 10 de abril.

 

Por el momento no se ha presentado ningún cargo contra estas tres personas; al parecer, sus comentarios sobre las revoluciones árabes y sus peticiones de una reforma democrática del régimen son la causa de su arresto.

 

SIRIA

 

El 10 de abril de 2011 las autoridades sirias pidieron al periodista argelino del diario El-Watan, Zine Cherfaoui, bloqueado desde el 7 de abril en la zona internacional del aeropuerto de Damasco, que dejara el territorio. El reportero se había desplazado para cubrir las manifestaciones, pero no pudo entrar en el país.

 

El 9 de abril de 2011 las autoridades sirias destituyeron a la redactora jefe del diario gubernamental Tishrin, Samira Al-Masalma, debido a una entrevista que concedió la víspera a Al-Jazeera sobre los acontecimientos ocurridos en Derá. Durante esta entrevista ella pidió públicamente al gobierno arrestar a los responsables de la matanza ocurrida horas antes ese día, en esta ciudad del sur del país. “No se respetaron las instrucciones de no disparar a los manifestantes. Si esto es acto de un tercer partido, que es lo que creo, las fuerzas de seguridad deben someterlo a la justicia”, declaró a la cadena catarí. Al-Jazeera había informado que 37 civiles fueron asesinados durante la jornada del 8 de abril, en los enfrentamientos en Derá, Homs y Harasta. Samira Al Masalma anunció que será remplazada por el jefe de la sección de negocios del diario, Munir Al Wadi.

 

Las autoridades sirias aún tienen detenido al periodista noruego de origen sirio Mohamed Zaid Mistou, corresponsal del sitio informativo Al-Arabiya.net,  arrestado el 7 de abril pasado. Según medios de comunicación jordanos, el 24 de marzo pasado las autoridades sirias también habrían arrestado a dos periodistas que trabajan para Arab Broadcasting Services, Akram Abu Safi y Sobhie Naeem Al-Assal. Amer Matar, periodista de Al-Hayat, también se encuentra detenido desde el 1 de abril de 2011 y Zaher Omareen, desde el 27 de marzo. Respecto a la periodista Doha Hassan, fue liberada tras haber sido interrogada durante cerca de dos semanas.

 

El bloguero kurdo Kamal Hussein Sheikou, así como el bloguero Ahmed Hadifa y el periodista y escritor Mohamed Dibo, arrestados desde el inicio del movimiento de protesta popular, aún se encuentran detenidos.

 

Las fuerzas de seguridad liberaron el 5 de abril pasado a George Baghdadi, corresponsal de varios medios de comunicación, entre ellos Deutsche Welle y la agencia informativa española EFE. George Baghdadi fue arrestado cuatro días antes cuando cubría las manifestaciones en la ciudad portuaria de Latakia.

 

YEMEN

 

El periodista Mansour Al-Jaradi y el jefe de redacción del diario independiente Al-Nass, Oussama Ghalib, recibieron amenazas de muerte telefónicas el 10 de abril de 2011, tras la publicación de una información que indicaba que el poder era incapaz de controlar Sanhan, región de la que es originario el presidente Ali Abdullah Saleh.

 

Por otra parte, el distribuidor del diario independiente Al-Oula, Mohamed Al-Shaibani, fue agredido la noche del 10 de abril en el barrio de Naqim, en Saná, por simpatizantes del poder, que se apoderaron de los ejemplares cuando hacía su ronda, afirmando que el periódico era responsable de la agitación contra el gobierno.

 

El puesto de la policía ubicado en la puerta “Bab El-Yemen”, en Saná, impidió la distribución de la edición del diario Al-Sharia, con fecha del 9 de abril de 2011, destinada a la provincia de Taez y a las provincias del sur del país.