RUSIA | El Parlamento aprueba el castigo penal a la "falta de respeto" al Estado

10.03.2019 22:34

 

Reporteros Sin Fronteras pide al parlamento ruso que abandone la legislación aprobada en la cámara baja que contiene elevadas penas para las noticias falsas ("fake news") y la "falta de respeto" al Estado.


Las leyes aprobadas castigan con penas de hasta 15 días de cárcel la "falta de respeto hacia el Estado o la sociedad" y multas astronómicas para la "difusión de noticias falsas" con multas astronómicas, además de permitir a las autoridades bloquear inmediatamente los contenidos sin una orden judicial.


Estas nuevas leyes serán armas para la fiscalía y los jueces rusos -cuya falta de independencia es notable- para silenciar las voces críticas. Las leyes tienen todavía que ser aprobadas en al cámara alta y firmadas por el Presidente Putin. Pero es una mera formalidad, y entrarán en vigor en cuanto sean publicadas en el boletín oficial.


"Intentando minar constantemente las libertades fundamentales en Rusia, los legisladores son los que encabezan la falta de respeto al Estado", advierte Johann Bihr, responsable de la oficina de Europa del Este y Asia Central de Reporteros Sin Fronteras. "Proteger la Constitución consistiría en desmantelar este arsenal legislativo, no en reforzarlo. Si nada lo impide, la Duma pronto habrá revivido el código penal soviético".


Dos de estas cuatro leyes apuntan directamente al contenido que "expresa una falta de respeto a la sociedad, el Estado, sus símbolos, su Constitución o sus órganos de poder (...) de una forma que ofenda la dignidad humana y la decencia pública".


Esta nueva ofensa puede ser castigada con multas de 1.350 euros la primera vez, y 4.000 euros o 15 días de cárcel en caso de repetición. El contenido tendrá que ser retirado o bloqueado en 24 horas si lo requiere la fiscalía.


Las otras dos legislaciones que penalizan la "difusión de información inexacta de interés general" que puedan "perjudicar a ciudadanos, su propiedad, la seguridad o el orden público, o interrumpir el funcionamiento de infraestructuras". Los castigos ascienden a multas de 5.400 euros para personas, y 20.000 euros para entidades. El contenido ofensivo deberá ser retirado "inmediatamente".


El lenguaje de estas nuevas leyes y la inmediatez del bloqueo de los contenidos permiten a las autoridades un amplio abanico de acción selectiva y política. Estas legislaciones sólo contribuirán a un nuevo arsenal de leyes represivo.


Las leyes sobre insultos y difamación también se han endurecido en los últimos años. La penalización por "insultar a un representante del Estado" está altamente castigada. Además, la legislación anti extremista se utiliza ampliamente para silenciar a los que critican la actual organización del Estado y la sociedad rusos. Desde 2012, el control de internet también se ha vuelto mucho más férreo.


Rusia ocupa el puesto 148 de los 180 países que conforman la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.


Consulta más información sobre Rusia en el Informe Anual elaborado por RSF-España.