ISRAEL / PALESTINA | Se recrudece la violencia deliberada del ejército israelí contra los periodistas

08.07.2014 20:21

Los continuos enfrentamientos en los Territorios Palestinos y numerosas ciudades de Israel están marcados por la burla a los derechos fundamentales, incluida la libertad de información, por parte de las autoridades israelíes. Reporteros Sin Fronteras condena las detenciones de periodistas, agresiones y redadas en medios y pide a los militares israelíes que deje trabajar en libertad y seguridad a los profesionales de los medios, palestinos y extranjeros.

 

Desde que tres adolescentes israelíes fueran secuestrados el 12 de junio y sus cuerpos hallados 18 días después, la situación se ha deteriorado hasta niveles peligrosos. Los mensajes de odio que exigen venganza están inundando la web y en el este de Jerusalén ha sido encontrado el cuerpo de un joven palestino que había sido quemado vivo.

 

Las fuerzas de seguridad israelíes han estado peinando Cisjordania, y arrestado a más de 600 palestinos por ser sospechosos de tener vínculos con Hamás. Las cotidianas violaciones de los derechos humanos y de la libertad de información están pasando inadvertidas.

 

Reporteros Sin Fronteras condena estos ataques contra la libertad de información. Muchos periodistas han sido atacados por el ejército israelí. Otros han sido detenidos de forma arbitraria. Las fuerzas de seguridad han hecho redadas  en los locales de los medios de comunicación. Reporteros Sin Fronteras insta a los militares israelíes para que los profesionales de la información, ya sean palestinos o extranjeros, para llevar a cabo su trabajo con libertad y seguridad.

 

En su informe "Los periodistas palestinos atrapados entre tres fuegos", publicado recientemente, RSF destacó los múltiples riesgos para la libertad de información en los Territorios. Las peores presiones vienen de Israel y su ejército, que no dudan en detener, e incluso a matar, a los profesionales de la información.

 

Últimos acontecimientos

 

El 5 de julio, un equipo de la cadena de televisión Palestine Today TV estuvo bajo fuego del ejército israelí durante la retransmisión en directo y sobre el terreno de los enfrentamientos en el barrio de Al-Tur, en Jerusalén oriental. El periodista Ahmed Al-Budeiri fue herido en el hombro y en el estómago. Su camarógrafo, Ahmed Jaber recibió un golpe en el ojo. El técnico Walid Matar, sufrió una herida en la cabeza. El corresponsal de televisión de Hamas, Al-Aqsa , Ahmed Al-Khatib, fue arrestado en Tulkarem.

 

Unos días antes, el 2 de julio, numerosos periodistas que cubrían las manifestaciones en Shuafat tras el asesinato de un joven palestino, resultaron heridos por el fuego de las fuerzas de seguridad israelíes.

 

Tali Mayer, un fotógrafo la web Activestills y de Walla News! resultó gravemente herido en el rostro por una bala con punta de esponja. Su colega, Oren Ziv, recibió un golpe en el brazo.

 

La Operación ‘Volved, hermanos’ y sus consecuencias para los medios palestinos  

 

El 22 de junio, las fuerzas de seguridad israelíes irrumpieron en los locales de dos imprentas en la ciudad de Ramallah, Turbo Computers and Software Co. Ltd and Jeel Publishing Co. Ltd., que editan, respectivamente, la revista cultural palestina This Week in Palestine y el mensual Filistin Ashabab. Se confiscaron siete ordenadores, lo que ha supuesto un duro golpe a la impresión de las dos revistas. 

 

"En nuestros 28 años de historia, no hemos tenido ninguna afiliación con ninguna facción política", dijo el consejero delegado  de Turbo Computers, Sani Paul Meo, en un comunicado. "This Week in Palestine es una publicación cultural apolítica desde hace 15 años", apuntó. "Nos reservamos el derecho a reclamar una indemnización por los daños ocasionados y de considerar la acción legal, tanto a nivel local como a nivel internacional".

 

Un portavoz militar israelí dijo que "los materiales de propaganda e incitación vinculados a Hamás se imprimían en este lugar."

 

En la madrugada del 22 de junio, el ejército israelí registró la casa de Sahib Al-Assa  y de su hermano, Fadi, en Belén. Ambos son corresponsales de la radio Bethlehem 2000. Sahib Al-Assa fue llevado a un puesto militar en Beit Sahour e interrogado sobre sus actividades periodísticas. Fue puesto en libertad varias horas después. Le confiscaron el carnet de identidad y un teléfono móvil.

 

El mismo día, las tropas israelíes invadieron las oficinas de Palmedia en Ramala. Los archivos digitales, que se remontan a la fundación de la compañía en 2006, fueron confiscadas, y el equipo profesional, destruido. Los locales alquilados por Russia Today también se vieron afectados. Según la cadena de noticias rusa, que cita a un portavoz militar israelí, Palmedia se había convertido en objetivo "porque proporciona servicios a Al-Aqsa TV, que tiene contenidos propagandísticos e incendiarios".

 

La dirección de Palmedia dijo que su personal, incluyendo al fotógrafo Amar Abidin, fueron sometidos a una serie de presiones en la cobertura de la Operación "Volved, hermanos" en Hebrón. Las oficinas de la compañía en el este de Jerusalén habían sido registradas a principios de junio.

 

El 18 de junio, el ejército israelí hizo un registro en las oficinas de la compañía Transmedia en Nablús, Ramala y Hebrón y confiscaron todos los equipos, valorados en cerca de un millón de dólares estadounidenses. Las autoridades israelíes ordenaron el cierre de la compañía con el argumento de que Transmedia hizo el trabajo de producción de televisión para la cadena Al-Aqsa.

 

El 16 de junio, las fuerzas israelíes en Ramala arrestaron a Aziz Kayed, director ejecutivo de la televisión Al-Aqsa. Según el Sindicato Palestino de Radio y Televisión, Kayed  fue confinado en "detención administrativa" por seis meses.

 

El mismo día, Yahia Habayeb, corresponsal de la emisora ​​de radio palestina Ajiyal, fue detenido violentamente por las tropas israelíes en Hebrón, en el sur de Cisjordania. Sus teléfonos móviles y equipos de grabación fueron destruidos deliberadamente. El periodista fue liberado cinco horas más tarde.

 

El 17 de junio, al fotógrafo del sitio web de Al-Quds.com Abderrahman Younes se le impidió cubrir un atasco de tráfico causado por el ejército israelí en lo que se conoce como el "punto de control de contenedores" en el norte de Belén. Las tropas israelíes confiscaron su cámara y lo amenazaron con la cárcel en caso de reincidencia.

 

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

JAZZ. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

         RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa