RUSIA | Dos periodistas perseguidos por investigar la corrupción policial

0
191

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide la inmediata puesta en libertad de Aleksandr Dorogov y Yan Katelevskiy, dos periodistas rusos especializados en la investigación de la corrupción policial, arrestados desde hace casi diez meses y cuya detención preventiva acaba de ser prorrogada. Esta persecución judicial es inaceptable y debe cesar, afirma RSF.

Un tribunal dictaminó el 20 de mayo que Dorogov y Katelevskiy, ambos redactores jefe adjuntos del sitio web de noticias de investigación independiente Rosderzhava, deben permanecer detenidos hasta finales de julio, mientras la policía sigue investigando el caso.

Capturados cerca de Moscú por una veintena de miembros de las fuerzas especiales rusas en la noche del 28 de julio de 2020, se les acusa de haber extorsionado a un policía de tráfico con más de un millón de rublos (11.140 euros), a cambio de dejar de publicar artículos críticos sobre él.

Los dos periodistas, cuyos reportajes de investigación han incluido historias sobre altos cargos de la policía que buscaban sobornos de empresas de servicios funerarios, se enfrentan a la posibilidad de 15 años de cárcel por esta acusación, que creen que fue ideada con el objetivo de neutralizarles.

“Los investigadores de la policía parecen incapaces de encontrar pruebas que demuestren la culpabilidad de Aleksandr Dorogov y Yan Katelevskiy, a pesar de que los dos periodistas están detenidos desde hace casi diez meses”, ha declarado Jeanne Cavelier, responsable de la sección de Europa del Este y Asia Central de RSF. “La policía debe poner fin a esta persecución, que tiene el aspecto de una represalia por sus reportajes de investigación sobre la corrupción policial. Pedimos a las autoridades rusas que los liberen de inmediato y abandonen el procedimiento contra ellos”. Según los abogados de los periodistas, los investigadores intentan identificar las fuentes de los periodistas y amenazan con empeorar sus ya duras condiciones de encarcelamiento si no cooperan.

En la cárcel, Dorogov recibe analgésicos caducados para una dolencia urinaria que le impide estar de pie mucho tiempo. Sus problemas de salud empeoraron en agosto tras las repetidas y graves palizas que le propinaron los guardias de la prisión y los compañeros que cooperaban con las autoridades penitenciarias. Su abogado dijo que lo vio con hematomas bajo el ojo izquierdo y en el hombro izquierdo, una oreja desgarrada, costillas rotas y lesiones en los antebrazos y en una pierna.

Rusia ha descendido un puesto en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021 de RSF y ahora ocupa el puesto 150 de 180 países.