UZBEKISTÁN | Más de seis años de cárcel para un bloguero por cubrir la corrupción

0
574

Reporteros Sin Fronteras (RSF) está consternado por la condena a seis años y medio de cárcel, dictada el 10 de mayo por un tribunal del sur de Uzbekistán, contra el videobloguero Otabek Sattoryi, acusado de extorsión y difamación. Los tribunales uzbekos deben anular su condena y reconocer su inocencia.

El fundador y editor del canal de YouTube Xalq Fikri (Opinión del Pueblo), Otabek Sattoryi, era claramente consciente de su posible destino, ya que en uno de sus últimos reportajes de vídeo responsabilizaba a las autoridades locales de fabricar cargos penales contra los blogueros.

Especialista en investigar la corrupción en la región de Termez, ha sido condenado por difamación y “extorsión a gran escala”. Tras su detención, el 29 de enero, se le culpó inicialmente de extorsión pidiendo dinero en efectivo y un teléfono móvil a un empresario, pero más tarde surgieron otras acusaciones, entre ellas la de intercambiar su casa, que iba a ser demolida, por dos apartamentos.

“Esta condena carece de fundamento”, ha declarado Jeanne Cavelier, responsable del área de Europa del Este y Asia Central de RSF. “Los cargos falsos presentados contra Otabek Sattoryi demuestran el deseo de encubrir los escándalos de corrupción locales e intimidar a los críticos. Pedimos a las autoridades que revisen la condena de este bloguero y que lo pongan en libertad de inmediato y sin condiciones”.

Sattoryi ya fue multado en febrero con 9,8 millones de sumas (770 euros) por cargos de difamación e “injurias”. Como muestra de su hipersensibilidad, a principios de abril las autoridades presentaron cargos penales por “resistencia a un representante oficial” e “interferencia en una investigación” contra dos periodistas del medio de comunicación independiente Effect.uz, Elerbek Tadjibaev y Akbar Nurimbetov, que habían preguntado al juez si podían asistir al juicio de Sattoryi.

Otro bloguero de Termez, Behruz Nematov, fue secuestrado el 2 de abril a plena luz del día, por personas no identificadas que le retuvieron durante cuatro horas y le golpearon con una porra de goma, mientras le exigían que dejara de cubrir el proceso contra Sattoryi.

Uzbekistán ha descendido un puesto en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021 de RSF, y ahora ocupa el puesto 157 de 180 países.