SUECIA | El acuerdo que cerró una demanda “mordaza” corre el riesgo de afectar negativamente a la libertad de prensa

0
2129

Un empresario y su empresa han retirado su demanda “mordaza” contra Realtid y le han pagado una suma de dinero no revelada después de que el medio se comprometiera a publicar una disculpa. Reporteros Sin Fronteras (RSF) teme que este acuerdo impacte negativamente en la libertad de prensa y urge a las autoridades suecas a adoptar nuevas medidas contra las SLAPP (Strategic Lawsuits Against Public Participation, Demandas Estratégicas Contra la Participación Pública). 

Entendemos que la amenaza de multas cuantiosas y costes legales en un tribunal del Reino Unido fue intimidante para Realtid, pero este acuerdo puede incentivar más SLAPP contra los medios y hacer que los periodistas se autocensuren en un país con fuertes estándares de libertad de prensa y ética periodística”

Erik Halkjaer, presidente de RSF Suecia

La resolución del caso Realtid es una lección amarga para Suecia. Como país que ocupa el tercer puesto en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, debe aplicar nuevas medidas para prevenir y sancionar demandas abusivas  inspiradas en la propuesta directiva y las recomendaciones contra las SLAPP aprobadas por la Comisión Europea en abril de 2022″

Pavol Szalai, responsable del Área de UE-Balcanes de RSF

El 14 de enero, el medio sobre negocios y finanzas Realtid publicaba una disculpa en la introducción de varios de sus artículos de investigación tras llegar a un acuerdo con el empresario Svante Kumlin y su empresa Eco Energy World (EEW). También recibirán una cantidad de dinero no revelada del empresario y su empresa como parte del acuerdo.

Aunque la disculpa subraya que Realtid mantiene su información y “no ha modificado su contenido”, también destaca que los artículos “no pretenden sugerir que el Sr. Kumlin […] haya incurrido en una conducta ilícita” y “se disculpa con gusto ante el Sr. Kumlin por cualquier angustia personal que le haya causado [su] información”.

La ambigüedad de la disculpa confirma el carácter vejatorio de las demandas que se interpusieron para demostrar la difamación de Svante Kumlin y EEW. De hecho, como resultado del acuerdo, los periodistas no podrán demostrar la exactitud de su información ante los tribunales.

Al hablar sobre el acuerdo, la directora de Realtid, Camilla Jonsson, dijo que “tras un litigio de dos años en otro país, esperamos poder centrarnos plenamente en nuestra misión”. Estas palabras se erigieron como la declaración oficial de Realtid con respecto a todo el asunto, añadiendo únicamente que “la posibilidad de demandar a periodistas suecos en otro país subraya el hecho de que las leyes deben endurecerse”.

Svante Kumlin y EEW presentaron demandas contra la directora Camilla Jonsson y los periodistas freelance Annelie Östlund y Per Agerman ante un tribunal de Reino Unido en noviembre de 2020. Estas medidas fueron tachadas de vejatorias por RSF y sus socios desde el principio.

En los artículos publicados en el otoño de 2020, Realtid investigaba a EEW ante su inminente salida a bolsa en Noruega, un asunto de claro interés público. Antes de la publicación, los periodistas se pusieron en contacto con Kumlin y EEW para solicitar una entrevista e información al respecto, pero no hubo respuesta.

Cuando el Tribunal Superior de Londres comenzó a examinar las demandas interpuestas contra todos los artículos publicados al respecto en marzo de 2021, más de 20 organizaciones locales e internacionales, entre ellas RSF, expresaron su solidaridad con los tres periodistas y calificaron el procedimiento de SLAPP. En mayo de 2022, 10 de las 13 demandas fueron desestimadas por el juez. De hecho, el tribunal consideró que la acusación por difamación era infundada en 5 de los 8 artículos.

Sin embargo, en lugar de defender el contenido de los tres artículos restantes, el Consejo de Administración y la directora de Realtid han decidido llegar a un acuerdo con Svante Kumlin y su empresa. La disculpa publicada como resultado de una demanda “mordaza” no tiene precedentes en la historia moderna de los medios de comunicación suecos.

Suecia ocupa el puesto 3 de 180 en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2022 de RSF.