Las principales organizaciones en pro de la libertad de prensa inician hoy un «juicio popular» contra la impunidad de los crímenes a periodistas

0
1671

En un esfuerzo sin precedentes por conseguir justicia para el asesinato de periodistas, tres importantes organizaciones de defensa de la libertad de prensa han puesto en marcha un Tribunal Popular para que los gobiernos rindan cuentas. Esta forma de «justicia popular» utilizará investigaciones y análisis de alta calidad en casos concretos de tres países: México, Sri Lanka y Siria. La apertura de este tribunal se producirá en La Haya el 2 de noviembre y contará con la presencia de medios de comunicación internacionales y expertos jurídicos. Regístrese aquí para ver la audiencia inaugural.

La violencia contra los periodistas aumenta en todo el mundo. Desde 1992, más de 1400 periodistas han sido asesinados y, en ocho de cada diez casos, los asesinos quedan libres. En respuesta a esta crisis de impunidad, el Tribunal Popular sobre el Asesinato de Periodistas, encabezado por la Free Press Unlimited (FPU), el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) y Reporteros sin Fronteras (RSF) abrirá oficialmente sus sesiones el martes 2 de noviembre, con motivo del Día Internacional para Acabar con la Impunidad de los crímenes contra los periodistas.

Las sesiones del Tribunal Popular tendrán una duración de seis meses, durante los cuales se analizarán casos específicos de tres países, y una audiencia de clausura el 3 de mayo de 2022, Día Mundial de la Libertad de Prensa. La audiencia de apertura convocará a trece testigos para que presten testimonio sobre los patrones de violencia, las causas de la impunidad y la responsabilidad de los Estados. La fiscal principal, la renombrada abogada internacional de derechos humanos, Almudena Bernabeu, presentará formalmente la acusación al panel de jueces. El acta de acusación contiene cargos contra los gobiernos de Sri Lanka, México y Siria por no hacer justicia en los respectivos asesinatos de Lasantha Wickrematunge, Miguel Ángel López Velasco y Nabil Al-Sharbaji.

Cientos de asistentes de todo el mundo escucharán el testimonio de líderes en la lucha por la libertad de prensa, incluida la Premio Nobel de la Paz, la periodista filipina Maria Ressa, que describirá las amenazas a las que se enfrenta en represalia por su trabajo. Otros testigos serán Matthew Caruana Galizia, hijo de la periodista maltesa asesinada Daphne Caruana Galizia; la periodista de investigación Pavla Holcová, compañera del periodista eslovaco asesinado, Ján Kuciak, y Hatice Cengiz, la prometida del periodista saudí asesinado Jamal Khashoggi.

Los Tribunales Populares están concebidos para hacer que los Estados rindan cuentas de las violaciones del derecho internacional mediante la creación de conciencia pública y la creación de un registro de pruebas legítimas, y desempeñan un papel importante en el empoderamiento de las víctimas y el registro de sus historias. El Tribunal Popular sobre el Asesinato de Periodistas constará de cinco audiencias, que tendrán lugar del 2 de noviembre de 2021 al 3 de mayo de 2022, y «acusará» a los los gobiernos de Sri Lanka, México y Siria en tres audiencias distintas por no haber hecho justicia por los asesinatos de Lasantha Wickrematunge, Miguel Ángel López Velasco y Nabil Al- Sharbaji. Cada uno de estos casos está marcado por una impunidad continua, que refleja un patrón más amplio de violencia contra los periodistas.  Las sesiones documentarán estos casos en detalle, las formas en que estos Estados incumplen sus obligaciones en virtud del derecho internacional y de los derechos humanos, así como el impacto de la impunidad en las víctimas, las comunidades periodísticas y las sociedades.

La sesión inaugural tendrá lugar de 9:00 a 18:00 horas, hora central europea, el martes 2 de noviembre 2021 en La Haya. Para asistir en persona, envíe un correo electrónico a [email protected], o regístrese en línea a través de Zoom, o sintonice la transmisión en vivo en el sitio web del Tribunal.

 

Almudena Bernabeu, Fiscal del Tribunal Popular sobre el asesinato de periodistas, afirma:

«La libertad de expresión es un derecho humano esencial. Y, sin embargo, la frecuencia de las graves violaciones cometidas contra los periodistas, junto con los altos niveles de impunidad que prevalecen, es alarmante. Ya es hora de que los Estados rindan cuentas”.

 

Hatice Cengiz, investigadora académica y prometida de Jamal Kashoggi, declara:

«Participo en el Tribunal Popular para revelar la verdad sobre cómo los periodistas son objeto de ataques por parte de gobiernos ilegítimos que tienen mucho que ocultar. El mundo tiene que conocer los hechos reales y tiene que actuar con decisión para proteger a la prensa libre”.

 

Matthew Caruana Galizia, periodista y director de la Fundación Daphne Caruana Galizia explica:

«He decidido participar en el Tribunal porque me preocupan los ataques de los Estados a nuestros derechos democráticos. El Estado es un arma que debe utilizarse para defender las libertades de muchos. Donde quiera que se asesine a los periodistas que informan sobre la corrupción y el crimen organizado, es una señal de que la estatalidad se utiliza para proteger los intereses de unos pocos».