PALESTINA–ISRAEL | Cinco periodistas muertos, dos desaparecidos y varios medios destruidos en Gaza

0
1887
El chaleco y el casco de un periodista asesinado en Gaza

Cinco periodistas palestinos figuran entre los cientos de civiles muertos en la ofensiva militar de Hamás y la respuesta del ejército israelí. Reporteros Sin Fronteras (RSF) denuncia estos crímenes y pide a todas las partes que garanticen la protección de los periodistas, de acuerdo con la resolución 2222 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El martes 10 de octubre, tres periodistas palestinos resultaron muertos en la franja de Gaza. En la madrugada del sábado 7 de octubre, dos fotoperiodistas palestinos corrieron la misma suerte. Todos ellos cubrían la respuesta militar israelí a la ofensiva de las brigadas Al Qassam, brazo armado de Hamás en la franja de Gaza. El conflicto, de una magnitud sin precedentes, ha dejado cientos de civiles muertos en el espacio de unos pocos días.

El fotoperiodista de la agencia de noticias palestina Khabar Mohammed Soboh, el redactor jefe del canal de noticias palestino independiente Al Khamissa Saïd al-Tawil, y el fotoperiodista también de Al Khamissa Hisham al-Nawajha se habían apostado cerca de la torre Hajji, en el oeste de Gaza, para cubrir un ataque contra el edificio, que alberga varios medios de comunicación. En el último vídeo grabado por Saïd al-Tawil, anuncia que “la torre Hajji acaba de ser amenazada de ataque” por las fuerzas armadas israelíes “y que mujeres, hombres y niños han evacuado la zona“. Los periodistas se retiraron unos cientos de metros, hasta las proximidades de la torre Babel. Murieron por la fuerza de los ataques, que también alcanzaron a este edificio, a pesar de llevar equipo de protección: chalecos antibalas y cascos. 

Tres días antes, el 7 de octubre, el fotoperiodista freelance Mohammad al-Salihi, corresponsal de la agencia de noticias palestina Al-Sulta al-Rabia, estaba cubriendo el inicio de la respuesta israelí al ataque de las brigadas Al Qassam en el barrio de Bureij, en la frontera oriental de la franja de Gaza, según la información recogida por RSF, cuando fue alcanzado por varias balas en la cabeza. Un vídeo publicado el sábado en la red social X (antes Twitter) mostraba al reportero de 29 años inconsciente, con el cuello ensangrentado. Su muerte fue confirmada unas horas más tarde por el Ministerio de Sanidad palestino. Según varias fuentes, estaba claramente identificable como periodista.

Ibrahim Lafi cubría el mismo enfrentamiento. Con su chaleco de prensa y su cámara en la mano, el fotoperiodista palestino de la productora Ain Media también fue asesinado a tiros aquella mañana. Al igual que sus compañeros palestinos, los periodistas franceses del semanario Politis, con los que había trabajado en un reportaje en enero de 2023, también rindieron homenaje al periodista palestino de 21 años. Estudiante de último curso de periodismo, fue, según uno de sus compañeros, uno de los primeros profesionales de la información en salir al terreno para esclarecer los acontecimientos que se desarrollaban en Gaza. 

En un comunicado del 9 de octubre, el Sindicato de Periodistas Palestinos responsabilizó a las fuerzas israelíes de la muerte de los dos reporteros, denunciando “los crímenes cometidos por la ocupación israelí”. Por su parte, las autoridades israelíes repiten en sus comunicados oficiales que no tienen como objetivo a civiles en sus ataques.

Entre las víctimas civiles del conflicto armado entre Israel y los territorios palestinos hay periodistas muertos en el ejercicio de su profesión. Los cinco periodistas cuya muerte hemos llorado estos últimos días eran todos palestinos. En los últimos diez años, 17 profesionales palestinos de los medios de comunicación han corrido la misma suerte en Cisjordania y Gaza, lo que eleva el total a 22, y convierte a Palestina en uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas. En el contexto actual, en el que ya han muerto cientos de civiles en masacres cometidas por Hamás y bombardeos israelíes, RSF denuncia estos crímenes y pide a todas las partes que garanticen la protección de los periodistas, de acuerdo con la resolución 2222 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Anne Bocandé

Directora editorial de RSF

Dos reporteros desaparecidos y uno herido

Según RSF, otros dos fotoperiodistas siguen desaparecidos en Gaza. Los familiares de los fotoperiodistas Haytham Abdel Wahed, de Ain Media, y Nidal al-Wahidi, del sitio web de noticias News Press, que también trabaja para la productora Al Najah, perdieron el contacto con ellos en la mañana del 7 de octubre. Los dos reporteros habían estado cubriendo los enfrentamientos entre las brigadas Al Qassam y la Yihad Islámica, por un lado, y las fuerzas israelíes, por otro, en el paso fronterizo de Erez, en Beit Hanún, al norte de Gaza. Al día siguiente, 8 de octubre, la familia de Nidal al-Wahidi afirmó haberlo identificado en un vídeo en el que aparecían detenidos capturados por el ejército israelí, aunque no hubo reconocimiento oficial por su parte. 

Ibrahim Kannan, corresponsal del canal de noticias Al-Ghad TV, con sede en El Cairo y Londres, fue hospitalizado el 7 de octubre con heridas en un pie y un brazo tras un ataque israelí contra la ciudad de Rafah, en el sur de Gaza, mientras informaba.

Destrucción de los medios de comunicación locales

Las instalaciones de varios medios locales de Gaza también han sido alcanzadas por disparos. La sede del diario local independiente Al-Ayyam, situada en la Torre Palestina de Gaza, quedó completamente destruida tras un ataque israelí que tuvo como objetivo el edificio el 7 de octubre. La oficina de la agencia de noticias palestina Ma’an, fundada en 2005 en Belén, que cuenta con una delegación en Gaza situada en la torre Watan, también resultó dañada por un ataque. Según el director de la agencia, Imad Eid, el ataque se lanzó sin previo aviso, destruyendo el material y los equipos de las oficinas. Los escombros causados por otro ataque cayeron en la terraza de las oficinas de la Agencia France Press (AFP), donde se encontraban periodistas. No se han comunicado heridos. También fueron alcanzadas las oficinas de la emisora de radio local Gaza FM y de la agencia de noticias Chehab. 

El asalto de Hamás del 7 de octubre en varios frentes ha dejado al menos 800 israelíes muertos, entre ellos decenas de soldados. Un centenar de civiles han sido tomados como rehenes y al menos 2.600 personas resultaron heridas. Según la agencia de noticias Reuters, los combates entre facciones armadas palestinas y fuerzas israelíes tuvieron lugar en siete zonas de la franja de Gaza, territorio palestino asediado por Israel y bajo control de Hamás desde 2007. En el lado palestino, las cifras del Ministerio de Sanidad indican que al menos 687 civiles han muerto y más de 3.700 han resultado heridos como consecuencia de los bombardeos israelíes en la franja de Gaza.

En el momento de la publicación de este informe, RSF prosigue sus comprobaciones e investigaciones, con sus enlaces locales, sobre la situación de los periodistas que cubren la información en la zona de los actuales enfrentamientos.