IRÁN | RSF exige a Irán que deje de atacar a periodistas en el extranjero tras la suspensión de las operaciones de Iran International TV en Reino Unido

0
2064

Iran International TV ha suspendido sus operaciones en Londres y ha trasladado sus emisiones a Washington DC tras las amenazas recibidas por su personal. Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena el continuo ataque a periodistas iraníes en el extranjero y solicita al Gobierno iraní que cese de inmediato la presión hacia los medios independientes. 

A pesar de contar con protección policial, el canal en idioma persa Iran International TV se ha visto obligado a cerrar sus oficinas del oeste de Londres por amenazas serias contra sus periodistas. La Policía Metropolitana de Londres aconsejó al canal la reubicación, tras la detención, el 13 de febrero, de un ciudadano austriaco acusado posteriormente de recabar información que podría ser útil a una persona que cometiera o preparara un acto de terrorismo.

“Condenamos las continuas amenazas contra Iran International que han forzado al canal a suspender sus operaciones en Reino Unido por seguridad. Ningún periodista debería enfrentar tales riesgos en relación con su trabajo, ni en Irán, ni en Reino Unido ni en ningún sitio. Exigimos a las autoridades iraníes que cesen inmediatamente sus esfuerzos por silenciar la información independiente, y urgimos al Gobierno de Reino Unido a que haga todo lo posible para garantizar que los periodistas puedan ejercer sus trabajos con seguridad”, afirma Fiona O’Brien, directora de la oficina de RSF en Reino Unido.

Las últimas amenazas suponen una seria escalada en los intentos de Irán por presionar a medios de comunicación y periodistas asentados en el extranjero. El pasado mes de octubre, RSF condenó las sanciones impuestas por Teherán a varios medios de comunicación internacionales que operaban desde Reino Unido, incluidos Iran International TV y la BBC Persa. Los periodistas iraníes que trabajan en Turquía para medios como Iran International también han denunciado amenazas.

Iran International TV afirma que su decisión de suspender las operaciones en Londres llegó tras meses de amenazas por parte del Gobierno iraní y sus apoderados. Ahora, continuarán emitiendo ininterrumpidamente desde Washington DC.

“Seamos claros: esto no es solo una amenaza para nuestro canal de TV, sino también para todo el público británico”, afirma el director general Mahmood Enayat. “Día y noche, nuestros periodistas se esfuerzan por ofrecer a los 85 millones de habitantes de Irán y su diáspora la información independiente y sin censura que merecen. Nos negamos a que nos silencien estas cobardes amenazas. Seguiremos emitiendo, no nos dejamos intimidar”.

El Gobierno de Reino Unido ha condenado las acciones del Gobierno iraní. El ministro de Seguridad, Tom Tugendhat, afirmó en Twitter que las amenazas a los periodistas iban “más allá del desprecio” y que Reino Unido seguiría proporcionando “todo tipo de apoyo para garantizar que puedan continuar trabajando con seguridad en el país”.

Aunque estas declaraciones son bienvenidas, RSF pide al Gobierno británico que las respalde urgentemente con medidas concretas.

Irán ocupa el puesto 178 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2022 de RSF.