PALESTINA | En cuatro meses de guerra, el periodismo palestino ha sido diezmado con impunidad por Israel

0
547

El balance de cuatro meses de guerra en Gaza para el periodismo es alarmante: periodistas palestinos han perdido la vida, han resultado heridos y se les ha impedido trabajar sin ninguna posibilidad de refugio seguro. Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena firmemente la erradicación del periodismo y del derecho a la información en Gaza por el Ejército israelí, y pide a los Estados y organizaciones internacionales que aumenten la presión sobre Israel para que cese inmediatamente esta masacre.

En 124 días de conflicto, 84 periodistas han sido asesinados en Gaza, de los cuales al menos 20 lo han hecho durante el ejercicio de su profesión o a causa de ella, según datos provisionales de RSF. Los periodistas son asesinados diariamente en esta guerra interminable en los incesantes ataques israelíes que abarcan la Franja de Gaza de norte a sur. Los reporteros que han sobrevivido a estos cuatro meses viven un infierno diario: en condiciones inhumanas, sufren  una escasez generalizada, especialmente de material, además de enfrentarse a apagones que afectan a su trabajo para los medios.

«En cuatro meses de conflicto, el periodismo palestino ha sido diezmado por las fuerzas armadas israelíes con total impunidad, con la espeluznante cifra de 84 periodistas muertos, al menos 20 durante su labor periodística. Tras presentar dos denuncias ante la Corte Penal Internacional y hacer repetidos llamamientos a Estados y organizaciones internacionales, RSF insta una vez más al Consejo de Seguridad de la ONU a hacer cumplir de inmediato la Resolución 2222 (2015) sobre la protección de los periodistas».

Oficina de RSF en Oriente Medio 

Periodistas atrapados en Rafah

Los periodistas de Gaza no tienen salida ni un lugar seguro donde refugiarse. Desde el 7 de octubre, se han visto obligados a desplazarse hacia el sur del enclave, refugiándose la gran mayoría en Rafah. Sin embargo, el paso fronterizo con Egipto permanece cerrado, y la posibilidad de una invasión en la ciudad podría desencadenar  un nuevo derramamiento de sangre. Israel designó a Rafah como una «zona de seguridad» al comienzo del conflicto. A pesar de los llamamientos de RSF para que se abra el cruce fronterizo con Egipto,  las autoridades israelíes continúan impidiendo la salida de los periodistas gazatíes y bloqueando el acceso al enclave a los periodistas internacionales. 

Un balance desgarrador

Según el Sindicato de Periodistas Palestinos (SPP), desde el 7 de octubre, el Ejército israelí ha destruido total o parcialmente,  la infraestructura de cerca de cincuenta medios de comunicación locales e internacionales en Gaza, a lo que se suma la escalofriante cifra de periodistas muertos.

RSF ha presentado dos denuncias ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI), el 31 de octubre y el 22 de diciembre de 2023, en relación con los asesinatos de reporteros y la destrucción de medios. Tras los asesinatos del videoreportero independiente Moustafa Thuraya y del periodista de Al Jazeera Hamza Dahdouh, el 7 de enero, RSF logró que el fiscal de la CPI incluyera los crímenes contra periodistas en su investigación sobre la situación en Palestina. Dos días después, RSF instó al Consejo de Seguridad de la ONU a abordar urgentemente las violaciones de Israel a la resolución 2222 sobre protección de periodistas.

La lucha de los periodistas sobre el terreno

En este aterrador contexto, los periodistas gazatíes demuestran un valor incalculable al continuar informando sobre la guerra. La mayoría de ellos han perdido a sus familias, se han visto obligados a desplazarse y viven en tiendas de campaña, enfrentando la escasez de alimentos, agua y electricidad. Los periodistas heridos tienen un acceso muy limitado a la atención médica. En colaboración con Arab Reporters for Investigative Journalism (ARIJ), RSF ha otorgado subvenciones a periodistas palestinos desde el comienzo de la guerra para apoyar su labor informativa.