UCRANIA | RSF pide al gobierno que acabe con la unificación informativa de cadenas de televisión en aras de la pluralidad

0
1185

El llamado «Telemaratón de Noticias Unidas», creado al día siguiente de la invasión de Rusia en febrero de 2022, surgió para contrarrestar la ola de desinformación rusa que se extendió por el país al comienzo de la guerra. Sin embargo, esta unión de todas las cadenas de televisión nacionales de información en Ucrania está siendo duramente criticada en el país. Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide que se suprima esta agrupación de seis grandes canales que coproducen un informativo 24 horas, y que se vuelva a un marco de competencia para reforzar el pluralismo de los medios de comunicación.

Casi dos años después de su creación, el llamado «Maratón Nacional de Información» o «Telemaratón de Noticias Unidas» ha tocado fondo con unos índices de audiencia en torno al 10%, sufre bajos niveles de confianza y es criticado por la sociedad civil, según una reciente encuesta de la Fundación para las Iniciativas Democráticas y el think tank Centro Razumkov. Poco más del 20% de los encuestados creen que sigue siendo relevante.

Producido conjuntamente por los principales canales de televisión ucranianos desde el 24 de febrero de 2022, el programa «Edyny Novyny» (Noticias Unidas) surgió con la intención de proporcionar información fiable frente a la propaganda del Kremlin en un momento de gran confusión, durante la invasión rusa. Sin embargo, su formato ha generado un intenso debate. Organizaciones especializadas en medios de comunicación como el Institute of Mass Information  (IMI) -socio local de RSF- y Detektor Media, afirman que el programa es demasiado indulgente con el gobierno, acusan a sus periodistas de autocensurarse y, como hizo RSF en 2023, lamentan la ausencia de canales de televisión de la oposición.

«El ‘Telemaratón de Noticias Unidas’ fue útil y eficaz para combatir la ola de desinformación rusa sin precedentes que barrió el país en febrero de 2022, pero se ha quedado obsoleto y, sobre todo, está socavando el pluralismo de los medios de comunicación. En los últimos dos años, los canales de televisión ucranianos han conseguido reorganizar y mejorar su plantilla, y ahora son capaces de ofrecer información más verificada y con más fuentes. En la actualidad, todas ellas son capaces de combatir la propaganda rusa en el ámbito ucraniano, al tiempo que mantienen su pluralismo e independencia editorial. Por eso pedimos al gobierno ucraniano que ponga fin al «Telemaratón de Noticias Unidas». Aumentar el apoyo financiero a los medios públicos e independientes es ahora la prioridad”.

Jeanne Cavelier | Responsable del Área de Europa del Este y Asia Central de RSF

Lanzado por iniciativa de los propios canales de televisión antes de ser formalizado por decreto gubernamental, el «Telemaratón de Noticias Unidas» es una coproducción de cuatro canales privados: Inter, 1+1, We Ukraine e ICTV, y dos canales públicos: Suspilne y Rada, cada uno con su propio nicho de producción.

En todos estos canales, se emite el mismo informativo las 24 horas del día. Esta estrategia busca minimizar las posibles interferencias de las fuerzas armadas rusas, permitiendo una difusión continua de información a la población. En ocasiones, los periodistas llevan a cabo transmisiones desde aparcamientos subterráneos adaptados como refugios antiaéreos, proporcionando cobertura sobre la situación en el frente, así como los acontecimientos políticos, diplomáticos y económicos actuales. El «Telemaratón de Noticias Unidas» también tiene su equivalente en versión rusa llamado «Libertad». Este programa fue lanzado por Inter, 1+1, Ukraine (ahora We Ukraine) y el grupo StarlightMedia, propietario de ICTV.

El «Telemaratón de Noticias Unidas» cuenta con el respaldo de figuras del más alto nivel, incluido el presidente Volodimir Zelenski . Sin embargo, el portavoz presidencial Serhiy Nikiforov reconoció el diciembre pasado la necesidad de una reforma. Las cadenas de televisión participantes prevén un nuevo formato y se espera que presenten propuestas al respecto. Mientras tanto, el programa continúa con un presupuesto de más de 1.500 millones de grivna​s (más de 37 millones de euros), en contraste con los 44 millones de euros asignados a la radiotelevisión pública Suspilne, destinados a financiar varios canales de televisión nacionales y locales, emisoras de radio y web de noticias, y a proporcionar empleo a más de 4.000 personas.