EL SALVADOR | Grave deterioro de la libertad de prensa: RSF y organizaciones aliadas piden a las autoridades nacionales garantías para proteger el derecho a la información

0
991

Reporteros Sin Fronteras y otras siete organizaciones aliadas en defensa de los derechos humanos constatan un grave deterioro de la libertad de información en El Salvador en el marco de las elecciones presidenciales celebradas el pasado 4 de febrero, durante las que se produjeron, al menos, 80 vulneraciones de la libertad de prensa. Las autoridades nacionales deben poner freno a esta deriva y restablecer un auténtico derecho a la información.

«Las numerosas trabas a la labor de los periodistas registradas durante las elecciones presidenciales reflejan el grave deterioro de la libertad de prensa en El Salvador e ilustran el clima de restricciones e intimidaciones impuesto por el gobierno de Nayib Bukele ya desde su primer mandato: falta de acceso a la información sobre el funcionamiento del gobierno y su proceso de toma de decisiones, discursos estigmatizadores de los profesionales de la información, campañas de difamación, etc… Los periodistas y sus fuentes recurren cada vez más a la autocensura en este ambiente tóxico. ¡No se puede seguir así! RSF y sus organizaciones aliadas piden a las autoridades nacionales que garanticen la protección del derecho a la información».

Artur Romeu | Director de la Oficina de RSF en América Latina

Fruto de la misión de observación de las elecciones presidenciales del 4 de febrero, apoyada por RSF, la organización y siete entidades aliadas emitieron una declaración conjunta en la que instan a las autoridades nacionales, judiciales y legislativas a que respeten y protejan la libertad de prensa. El comunicado conjunto pide que establezcan condiciones favorables y seguras a largo plazo para garantizar el libre ejercicio de la labor periodística. También hace un llamamiento a la comunidad internacional para que se posicione y adopte una postura crítica y constructiva sobre lo que sucede en el país, cumpliendo con su deber de promover los derechos humanos.