FILIPINAS | El periodista Virgilio Maganes, asesinado con seis tiros frente a su casa

0
425

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide a la policía que priorice la hipótesis de que el locutor de radio, Virgilio “Vir” Maganes fue asesinado por ser periodista, en vista de las circunstancias que rodean su asesinato.

Virgilio “Vir” Maganes murió en el acto después de que dos hombres en moto le dispararan 6 veces fuera de su casa en la ciudad de Villasis, en la provincia de Pangasinan, al norte de Filipinas, el 10 de noviembre alrededor de las 6:30h.

Maganes trabajó durante 11 años como periodista y columnista para el Northern Watch, un periódico local que se vio obligado a cerrar en junio por la pandemia de coronavirus. Pero Maganes había seguido presentando su programa radiofónico en Radyo Pilipino (dWPR), en el que no dudaba en abordar temas como el juego ilegal, las drogas o el tráfico de arena negra.

El director de la policía provincial ha dicho que los investigadores estaban considerando varias hipótesis, entre ellas la reciente denuncia por difamación contra Maganes por su cobertura de casos de malversación de fondos por parte de líderes de un grupo llamado We Care Villasis.

Según el equipo del Sindicato Nacional de Periodistas de Filipinas, que acudió a Pangasinan al día siguiente del asesinato de Maganes, una líder del grupo We Care Villasis llamada Lilia Migote Smith amenazó al periodista con el mensaje “Ipapapatay kita!” (¡Te mataré!).

“En vista de las circunstancias, instamos a la policía de Pangasinan que está investigando este asesinato a priorizar la hipótesis de que está relacionado con el hecho de que Maganes era periodista”, ha declarado Danield Bastard, jefe del departamento para Asia y Pacífico de RSF. “Vir Maganes es el decimoctavo periodista asesinado desde que Rodrigo Duterte asumió la presidencia del país en 2016. Es hora de poner fin a esta tendencia mortal”. 

Asesinatos estilo ejecución

El 8 de noviembre de 2016, exactamente cuatro años y dos días antes de su muerte, Maganes fue el objetivo de un tiroteo al que sobrevivió haciéndose pasar por muerto. En la escena, se encontró una nota que decía “traficante de drogas, no imitar”. Este es uno de los métodos típicos que usan los escuadrones de ataque de Duterte en su llamada “guerra contra las drogas”.

Maganes es el tercer periodista filipino asesinado de manera similar este año. Jobert “Polpog” Bercasio fue asesinado por dos hombres en moto en la provincia de Sorsogon, al este del país, el 14 de septiembre después de cubrir la minería ilegal en la región.

Cornelio “Rex” Pepino, periodista en la radio fue asesinado a tiros en mayo en la ciudad de Dumaguete, en la provincia central de Negros Oriental; es probable que lo tomaran como objetivo por su cobertura del soborno y la corrupción locales relacionadas con la minería ilegal.

Filipinas ocupa el puesto 136 de los 180 países de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de Reporteros Sin Fronteras.