GUATEMALA | El periodista Jose Rubén Zamora vuelve a los tribunales acusado de obstrucción a la justicia

0
300

El próximo 5 de febrero, el reputado periodista guatemalteco José Rubén Zamora deberá comparecer de nuevo ante los tribunales acusado de obstrucción a la justicia. Zamora lleva más de 550 días encarcelado por un caso de blanqueo de dinero, a pesar de que esta condena fue anulada en octubre. Representantes de Reporteros Sin Fronteras (RSF) estarán presentes en Guatemala para seguir la audiencia, en el marco de una misión de defensa de su causa en el país.

La batalla judicial continúa para Jose Rubén Zamora, uno de los nombres más destacados del periodismo guatemalteco, fundador del diario elPeriódico. El próximo 5 de febrero, deberá comparecer de nuevo ante el tribunal, acusado de obstrucción a la justicia, un caso en el que a él y a sus antiguos abogados se les imputa conspirar para interferir en las investigaciones del caso previo de blanqueo de capitales abierto contra él. Los abogados de Zamora fueron condenados por estos cargos en enero y abril de 2023. La audiencia contra Zamora ya se ha aplazado dos veces, mientras que la esperada repetición de juicio por lavado de dinero también se ha retrasado.

Esta será la primera comparecencia judicial de Zamora bajo el mandato de la nueva administración del presidente Bernardo Arévalo, que tomó posesión el pasado 14 de enero. Arévalo declaró recientemente que su gobierno «no utilizará herramientas para perseguir judicialmente a la prensa«, al tiempo que subrayó que «la libertad de expresión es una prioridad«. El director de la Oficina en América Latina de RSF, Artur Romeu, estará en Ciudad de Guatemala como observador de esta audiencia judicial y tiene previsto reunirse con funcionarios del nuevo gobierno, abogados y periodistas. RSF también ha solicitado formalmente visitar a Zamora en prisión.

«El encarcelamiento de José Rubén Zamora – un símbolo de la criminalización del periodismo impuesta por el anterior gobierno de Alejandro Giammattei – se ha convertido en un imperativo ineludible para el nuevo gobierno de Bernardo Arévalo, que asumió el poder con el compromiso de garantizar la libertad de prensa en el país. Es deplorable que uno de los nombres más destacados del periodismo guatemalteco lleve más de 550 días encarcelado, mientras espera un nuevo juicio por acusaciones espurias. Zamora debe ser puesto en libertad inmediatamente y el gobierno de Arévalo debe garantizar que todos los procedimientos posteriores contra él se lleven a cabo de acuerdo con las garantías procesales y el derecho a un juicio justo».

Artur Romeu | Director de la Oficina de RSF en América Latina

 

A sus 67 años, Zamora lleva detenido desde el 29 de julio de 2022 en virtud de una orden de prisión preventiva relacionada con el caso de blanqueo de dinero que se sigue contra él. Fue condenado a seis años de cárcel en junio de 2023, pero esta sentencia fue anulada por el tribunal de apelación en octubre de 2023 debido a irregularidades procesales planteadas por la fiscalía. También estaba previsto que este caso se volviera a juzgar en febrero, pero desde entonces se ha ido aplazando, mientras la Camara Penal de la Corte Suprema de Justicia estudia una acción de recusación a tres jueces. La misma sala también está analizando el recurso extraordinario de la fiscalía sobre la aplicación de medidas sustitutivas para que se le conceda el arresto domiciliario. Todo ello explica que actualmente permanezca detenido a la espera de que se celebre un nuevo juicio en el caso de blanqueo de capitales. Además de estas dos causas, el periodista se enfrenta a una tercera, por presunta falsificación de firmas en documentos de control de inmigración.

El anhelado cambio de postura del gobierno del presidente Arévalo de cara al próximo juicio de Zamora, así como en otros casos en curso contra la prensa, constituye un paso crucial para replantear estos procesos y revertir la peligrosa deriva de la administración anterior.

Apenas dos semanas después del inicio del mandato de su nueva administración, Arévalo subrayó que el caso de Zamora es «emblemático» de la persecución política que sufren los periodistas en el país. El presidente señaló que, si bien su gobierno no tiene la potestad para liberar al fundador de elPeriódico, esperaba que en el nuevo juicio se le otorguen medidas sustitutivas para continuar sus procesos bajo detención domiciliaria. Estos comentarios de Arévalo se produjeron después de que el ministro de Gobernación, Francisco Jiménez, visitase a Zamora en prisión al día siguiente de asumir el cargo.

Guatemala ocupa el puesto 127 de los 180 países analizados en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2023 de RSF.