ARGELIA | Cierra el principal periódico argelino en lengua francesa tras años de acoso

0
3082

Reporteros Sin Fronteras (RSF) lamenta la decisión del propietario de cerrar el principal periódico argelino en lengua francesa, Liberté, que en los últimos años ha sido objeto de un acoso constante por parte de las más altas instancias del gobierno. El súbito sacrificio del periódico sin razón alguna es un mal presagio para otros medios de comunicación argelinos, afirma RSF.

En sus 30 años de existencia, Liberté ha sido apreciado por la calidad de sus reportajes, su cobertura de la actualidad provincial y nacional y, sobre todo, por el talento internacionalmente reconocido de Dilem, su dibujante de contraportada.

Ahora que se ha tomado la decisión de publicar su último número esta semana, se espera que la dirección del periódico inicie las negociaciones con sus periodistas y demás empleados, que tratarán de proteger sus derechos.

«El cierre del diario Liberté se produce en un contexto político y económico muy desfavorable para la libertad de prensa en Argelia», declara el secretario general de RSF, Christophe Deloire, recordando que otros periódicos, como El Watan, también están sometidos a fuertes presiones y han perdido gran parte de sus ingresos procedentes de la publicidad estatal y privada.

¿La decisión del multimillonario empresario propietario Isaad Rebrab de cerrar fue el resultado de la interminable presión ejercida en los últimos meses desde el más alto nivel sobre la política editorial del periódico? Rebrab no ha dado ninguna razón válida, y se ha limitado a anunciar su repentina decisión y a negarse a considerar cualquier alternativa.

Liberté se distinguió por su infatigable cobertura informativa durante los diez años de guerra de Argelia contra la insurgencia islamista, aunque muchos periodistas fueron objeto de atentados terroristas y dos de sus reporteros, Hamid Mahiout y Zineddine Aliou Salah, fueron asesinados en 1995.

Fue fundado en 1992 por los periodistas Ahmed Fattani, Hacene Ouandjeli y Ali Ouafek, junto con Rebrab, que adquirió la propiedad exclusiva unos años después. Ha contado con una treintena de periodistas en plantilla y una docena de colaboradores freelance, y una tirada de 50.000 ejemplares, de los que pocos quedaron sin vender.

RSF no ha dejado de recordar a las autoridades argelinas la necesidad vital de respetar los fundamentos de la libertad de prensa, y ha pedido repetidamente la liberación de todos los periodistas detenidos. Decenas de periodistas han sido detenidos arbitrariamente, procesados y encarcelados desde el inicio de las protestas antigubernamentales «Hirak» en febrero de 2019.

Argelia ocupa el puesto 146 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021 de RSF.