RUSIA/UCRANIA | Un tribunal de Crimea condena a siete años de cárcel a una periodistas ucraniana

0
427

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena la farsa de juicio que ha finalizado con la periodista ucraniana Iryna Danilovych condenada a siete años de prisión por un tribunal municipal de Feodosia, en el sudeste de Crimea, acusada de fabricar explosivos. Acosada por las autoridades rusas desde 2016, la periodista debe ser liberada de inmediato, tal y como exige RSF. 

Después de un juicio que comenzó el 22 de agosto y duró cuatro meses (con varias suspensiones), el tribunal decidió imponer la sentencia solicitada por la Fiscalía: siete años de cárcel y una multa de 50000 rublos (unos 650€).

«Este juicio por fabricación de explosivos recuerda al de Vladyslav Yesypenko y otros periodistas de Crimea, condenados por cargos similares», afirma Jeanne Cavelier, responsable del Área de Europa del Este y Asia Central de RSF. «Condenamos esta farsa de justicia al servicio de las autoridades rusas en su represión política en la península de Crimea desde que comenzó su ocupación en 2014. Irina Danilovych es una de las 9 periodistas de Crimea que se encuentran en prisiones rusas. Solicitamos su inmediata liberación».

Enfermera de profesión, Danilovych  ha sido acosada por las autoridades rusas desde 2016 en relación con su cobertura periodística de asuntos de salud pública, especialmente en plena pandemia de la Covid-19, cuando publicaba en redes sociales y realizaba coberturas para diferentes medios de comunicación, incluyendo Krym.Realii (la rama en Crimea de la emisora estadounidense Radio Free Europe/Radio Liberty).

Tras ser secuestrada por el Servicio Federal de Seguridad (FSB) ruso en una parada de bus a las afueras de Koktebel, un pequeño pueblo cercano a Feodosia, el 29 de abril, estuvo ilegalmente incomunicada en el sótano del cuartel general del FSB en Simferopol, la capital de Crimea, durante ocho días, durante los cuales su familia no supo nada de su paradero. Su abogado afirma que fue sometida a una gran presión psicológica y física durante esos días, tras los cuales ingresó en prisión judicial acusada de fabricar explosivos.

Danilovych nunca ha dejado de negar los cargos que se le imputan o de denunciar la violencia física que acompañó a su secuestro, además de la falta de atención médica. Su salud se ha convertido en motivo de preocupación debido a este último aspecto, y el juicio tuvo que ser suspendido unos días antes del veredicto después de que la periodista enfermase en la sala del tribunal.

La anexión de la península de Crimea por parte de Rusia ha tenido un impacto muy negativo en los periodistas locales, quienes han sido constantemente acosados por las fuerzas de ocupación, especialmente tras la invasión rusa de Ucrania el pasado mes de febrero. En una declaración final antes de que el tribunal dictara sentencia, Danilovych se refirió al destino de otras víctimas de desapariciones forzadas y concluyó: «el régimen totalitario no necesita a aquellos que cuentan la verdad abiertamente. Sus cárceles están llenas»

En septiembre, RSF presentó una denuncia junto con la Corte Penal Internacional y la oficina del fiscal general de Ucrania sobre la desaparición forzosa, la detención arbitraria y la denegación del derecho de Danilovych a un proceso justo.

Ucrania y Rusia ocupan los puestos 106 y 155, respectivamente, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2022 de RSF.