RSF denuncia los ataques en serie contra periodistas en México: tres secuestros y cuatro heridos por tiroteo en diez días

0
766

Tras el secuestro de tres periodistas en el Estado de Guerrero la semana pasada, otros tres profesionales de la información, Óscar Guerrero, Víctor Mateo y Jesús de la Cruz, han sido atacados por hombres armados cuando regresaban de una cobertura. Unas horas después, el periodista Maynor Ramón Ramírez Arroyo también fue víctima de un intento de asesinato en Michoacán

Otra jornada alarmante para el periodismo mexicano. El pasado 28 de noviembre, los periodistas Víctor Mateo, del portal de información local Ahora Guerrero; Óscar Guerrero, de Primer Plano, y Jesús de la Cruz, de Diario Objetivo, han sido víctimas de un ataque armado en Chilpancingo, capital del Estado de Guerrero. Los tres regresaban juntos de realizar una cobertura informativa sobre un asesinato que había sucedido por la mañana. Y un cuarto periodista de un medio local, que desea permanecer en el anonimato por razones de seguridad, salió ileso.

Según las informaciones recabadas por RSF, los hombres armados no identificados abrieron fuego contra el vehículo en el que se encontraban los periodistas, a pleno día y cerca de un batallón militar. 

Los tres reporteros fueron atendidos y trasladados al hospital. Están siendo tratados por heridas de bala en el brazo, la mandíbula y el pecho. Según los últimos datos de RSF, su estado de salud es estable.

Unas ocho horas antes, el periodista del diario ABC de Michoacán, Maynor Ramón Ramírez Arroyo, también fue víctima de un tiroteo en la localidad de Apatzingán, en el Estado de Michoacán. El periodista se encontraba cerca de una tienda de la que es propietario, cuando fue alcanzado por los disparos y trasladado, posteriormente, al hospital. Ya había sido víctima de un ataque armado en 2016, en el que fue herido por un balazo en la cabeza.

La semana pasada, los periodistas Silvia Nayssa Acre, Alberto Sánchez y Marco Antonio Toledo fueron secuestrados con tres días de diferencia en sendos ataques perpetrados por hombres armados en el Estado de Guerrero. Los tres fueron liberados el sábado pasado.

“RSF pide a las autoridades de los Estados de Guerrero y Michoacán que investiguen estos graves incidentes y que garanticen la seguridad de los periodistas y de sus familias. RSF pide también al Mecanismo federal de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas que garantice el seguimiento urgente de estos casos. Los ataques en serie que han tenido lugar en apenas diez días ilustran claramente por qué México es ahora el país más peligroso del mundo para ejercer el periodismo fuera de las zonas de conflicto. Las estrategias para combatir esta alarmante violencia contra la prensa, que queda en gran medida impune, deben ocupar un lugar central en los programas de gobierno de los candidatos a presidir México en junio de 2024”.

Artur Romeu | Director de la Oficina en América Latina de RSF

Los cuatro periodistas agredidos esta semana cubren principalmente asuntos de criminalidad y seguridad pública. La especialización en esta categoría de temas, conocida en México como “nota roja” o “policiaca”, es habitual entre los periodistas atacados en el país.