UNIÓN EUROPEA | RSF pide a la UE un sistema que proteja su espacio informativo

0
1431

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide a la Unión Europea (UE) que se dote de un sistema para proteger su espacio informativo. La desinformación rusa antes y durante la guerra de Ucrania ha llevado a la UE a imponer sanciones de urgencia. Ahora es esencial que la UE establezca un marco jurídico adecuado.

RSF insta a los Jefes de Estado y de Gobierno del Consejo Europeo a que llenen el vacío legal en materia de medios de propaganda y desinformación. Podrían dar instrucciones a la Comisión Europea para que prepare una legislación que otorgue a los reguladores nacionales el poder de dar una respuesta proporcionada y estrictamente regulada a las actividades de propaganda maliciosa y desinformación de terceros países que burlan sistemáticamente la libertad de expresión.

El Sistema de Protección de los Espacios de Información Democrática propuesto por RSF podría integrarse en la Ley Europea de Libertad de los Medios de Comunicación que la Comisión Europea está preparando actualmente. Este sistema estaría destinado a promover la creación de espacios informativos abiertos y el respeto a la libertad de expresión, al tiempo que protegería a las democracias sobre una base jurídica sólida, de acuerdo con el derecho internacional sobre la libertad de opinión y de expresión.

«Las democracias no pueden quedarse de brazos cruzados mientras los regímenes autoritarios descargan su propaganda en Europa», declara el secretario general de RSF, Christophe Deloire. «Es necesario un marco jurídico adecuado. Pedimos a la UE que se dote de un sistema de protección eficaz y legítimo para que la globalización de la información no favorezca la propaganda en detrimento de los medios de comunicación libres e independientes, un sistema que promueva la libertad de expresión, el pluralismo y la fiabilidad de la información a nivel nacional». Las propuestas de RSF están sobre la mesa».

En respuesta a la propaganda de los medios estatales rusos RT y Sputnik, la UE ha decidido, como medida de emergencia, prohibir la «maquinaria mediática» del Kremlin. Basándose en el régimen general de sanciones, su decisión -difícil de entender y muy criticada- ordena a los reguladores nacionales de los medios de comunicación que tomen las medidas necesarias para poner fin a las emisiones de RT y Sputnik en todos los canales.

RSF comenzó a esbozar su propuesta de sistema de protección de los espacios informativos democráticos en abril de 2021 y la completó a principios de febrero, antes del inicio de la guerra en Ucrania.

Este sistema pretende remediar las asimetrías entre países abiertos y cerrados, en los que estos últimos exportan su propaganda mientras se cierran a la información periodística independiente. Se basaría en dos medidas concretas: en primer lugar, la igualdad de trato para todos los medios audiovisuales que emitan en territorio europeo, y en segundo lugar, un mecanismo de reciprocidad que condicione la apertura del espacio público europeo a una apertura recíproca por parte de terceros países de su espacio informativo.