MALTA | La coalición internacional de la sociedad civil conmemora el cuarto aniversario del asesinato de Daphne Caruana Galizia con un nuevo llamamiento a la justicia

0
386

Hoy se cumplen cuatro años del brutal asesinato de la periodista de investigación Daphne Caruana Galizia en un atentado con coche bomba en Malta que conmocionó al mundo. Nuestros pensamientos están con la familia de Caruana Galizia, sus amigos, sus colegas y otras personas que siguen luchando por la justicia. Resulta profundamente inquietante reiterar, cuatro años después, nuestro llamamiento a la justicia por este atentado atroz, mientras la impunidad sigue enconándose.

Aunque se han hecho modestos progresos en algunos ámbitos, la plena rendición de cuentas por el asesinato de Caruana Galizia sigue siendo difícil de alcanzar. La lucha contra la impunidad sólo termina cuando todos los responsables han sido procesados con todo el peso de la ley: los asesinos, los intermediarios y los autores intelectuales deben enfrentarse a los tribunales sin más demora. El retraso de la justicia sólo sirve para envalentonar a quienes desean utilizar la violencia para silenciar la información crítica en Malta y fuera de ella.

La justicia para Caruana Galizia, sin embargo, va más allá de condenar a los criminales que perpetraron su asesinato. Fue asesinada por su labor periodística, que sacó a la luz la corrupción sistemática y el abuso de poder en las más altas esferas del Gobierno y las empresas del país. Se había enfrentado a numerosas amenazas de muerte y, en el momento de su muerte, era objeto de 47 casos diferentes de difamación o Demandas Estratégicas contra la Participación Pública (SLAPPs), diseñadas para intimidarla y quebrarla para que guardara silencio. Se vio obligada a operar en un entorno online tóxico alimentado por las principales figuras políticas del país y su ejército de trolls de Internet. Por desgracia, su asesinato no ha puesto fin a estas prácticas abusivas contra los periodistas y trabajadores de los medios de comunicación malteses.

La histórica Investigación Pública sobre las circunstancias que rodearon el asesinato determinó que “el Estado tiene que asumir la responsabilidad del asesinato porque creó una atmósfera de impunidad, generada desde los niveles más altos en el corazón de la administración de la Oficina del Primer Ministro y que, como un pulpo, se extendió a otras entidades como las instituciones reguladoras y la policía, llevando al colapso del Estado de Derecho”. El contundente informe de la Junta de Investigación, elaborado frente a la inaceptable presión política que intentó sin éxito obstaculizar su eficacia e independencia, representa un hito esencial en la lucha por la verdad y la rendición de cuentas. Ahora, pedimos la creación inmediata de una Comisión de Expertos Independiente para que las recomendaciones de reforma de la Investigación Pública se apliquen de forma no partidista y rápida.

Por último, hacer lo correcto por Caruana Galizia también significa mantener su trabajo. “Daphne tenía razón” debe ser un grito de guerra para que las consecuencias sean afrontadas por aquellos cuya corrupción y malas prácticas fueron expuestas por ella.

Caruana Galizia nos dejó un legado de periodismo de investigación de la más alta calidad. Mientras lloramos la pérdida de su vida, recordemos y celebremos su periodismo.

Firmado:

  • ARTÍCULO 19
  • Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ)
  • Centro Europeo para la Libertad de Prensa y de los Medios de Comunicación (ECPMF)
  • Federación Europea de Periodistas (FEP)
  • IFEX
  • Índice de Censura
  • Instituto Internacional de Prensa (IPI)
  • OBC Transeuropa
  • PEN América
  • PEN Internacional
  • Reporteros Sin Fronteras (RSF)
  • PEN Escocia