INDIA | Asesinado el fotoperiodista Rohit Kumar Biswal por un artefacto explosivo

0
1266

Probablemente colocado por rebeldes maoístas activos en la región, el artefacto explosivo improvisado ha causado la muerte de un reportero del principal diario del Estado de Odisha, al este de la India. Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide que se identifique y juzgue a los responsables para evitar tragedias similares en el futuro.

Rohit Kumar Biswal, reportero y fotógrafo del periódico en lengua odia Dharitri, murió en el acto al estallar el artefacto explosivo improvisado, hacia el mediodía del 5 de febrero, cerca del puente de Karlakhunta, en el distrito de Kalahandi, a unos 400 kilómetros al oeste de Bhubaneswar, la capital del Estado.

Al parecer, Biswal pisó el artefacto explosivo cuando iba a fotografiar unos carteles colocados en los árboles en los que se instaba a los votantes a boicotear las elecciones locales de «panchayats» (concejales de los pueblos) que debían celebrarse los días 16 y 28 de febrero. Varios medios de comunicación locales afirmaron que el artefacto fue probablemente dejado por miembros del Partido Comunista de la India-Marxista (PCI-M), que está llevando a cabo una insurrección guerrillera de media intensidad en la región.

El superintendente de la policía de Kalahandi, Sarwan Vivek, dijo que el artefacto podría haber sido colocado allí con el objetivo de atacar a los policías cuando fueran a arrancar los carteles.

 

Víctima colateral

«Condenamos enérgicamente el espantoso asesinato de Rohit Biswal, que ha pagado con su vida el querer informar a sus conciudadanos sobre los conflictos latentes en Odisha», declara Daniel Bastard, responsable del área de RSF en Asia-Pacífico. «La violencia indiscriminada de los rebeldes del PCI-M fue claramente la causa, pero también debe examinarse la responsabilidad de las autoridades locales que no aseguraron el lugar. Pedimos una investigación independiente sobre los fallos y la culpabilidad de los implicados para que no se repita una tragedia así.»

No es la primera vez que un periodista es víctima colateral de los conflictos latentes en el este de la India entre las autoridades locales y diversos grupos insurgentes maoístas, que también se denominan «naxalitas» por el nombre del pueblo donde nació el movimiento.

Tal y como informó RSF en su momento, el cámara de televisión Achyutananda Sahu fue asesinado en una emboscada maoísta mientras seguía a una patrulla policial en Chhattisgarh, el estado situado inmediatamente al oeste de Odisha, en noviembre de 2018.

India ocupa el puesto 142 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021 de RSF.