INDIA | Acoso contra los periodistas que cubren las protestas de los agricultores

0
241

Reporteros Sin Fronteras (RSF) pide que se retiren todos los cargos contra al menos diez periodistas por cubrir las protestas de miles de agricultores que empezaron hace dos meses en las afueras de Nueva Delhi contra las nuevas leyes agrícolas en la India.

Entre las detenciones, los cargos por sedición y la censura en las redes sociales, las autoridades indias aun aumentado drásticamente el acoso a los periodistas que cubren las manifestaciones desde que estas degeneraron en violencia la noche del 26 de enero, fecha en el que se celebra el Día de la República en India.

Muchas cuentas de Twitter, incluidas las de varios periodistas, se han suspendieron durante la mañana del 1 de febrero. Lo que tenían en común era un hashtag refiriéndose a las protestas. La agencia de noticias Asia News International (ANI) calculó en 250 el número de tuits y cuentas censuradas en Twitter y dijo que esas cuentas fueron suspendidas a instancias del Ministerio del Interior. Entre ellas se encuentran todas las cuentas de la revista The Caravan y las de sus periodistas. La mayoría han sido restablecidas por la noche.

Mandeep Punia, periodista freelance que escribe para The Caravan, fue detenido la noche del 30 de enero, poco después de que The Caravan publicara una historia en la que Punia informaba de que Bharatiya Janata, partido que gobierna en la India, había enviado activistas para atacar a los agricultores que protestaban. Punia ha sido acusado inicialmente de obstruir a la policía y luego por violencia. Ha sido detenido por un periodo inicial de 14 días sin que se le permitiera ver a un abogado.

Cargos de sedición

Dharmender Singh, reportero para la agencia de noticias Online News India y que fue detenido a la vez que Punia, fue puesto en libertad la mañana del 31 de enero.

Siddharth Varadarajan, fundador y editor del sitio web de noticias The Wire, fue acusado en una denuncia judicial de incitar al odio y poner en peligro la integridad de la nación, cargos que suponen hasta cinco años en prisión cada uno. La denuncia se refiere a un artículo sobre la muerte de un manifestante, Navreet Singh, durante los enfrentamientos del 26 de enero, probablemente como resultado de la violencia policial. Ismat Ara, periodista para The Wire se enteró el 1 de febrero de que se la acusa de lo mismo.

Por cubrir los mismos enfrentamientos, otros seis periodistas han sido acusados de sedición, lo que conlleva una posible cadena perpetua. Entre ellos están el editor ejecutivo de The Caravan, Vinod K. Jose y su editor, Anant Nath, la autora y periodista Mrinal Pande, el periodista del semanario National Zafar Agha, el columnista Rajdeep Sardesai y el caricaturista Paresh Nath.

“En los últimos días, las autoridades indias han lanzado un ataque precipitado contra la libertad de prensa que pone al país en el camino de un autoritarismo alarmante”, denucia Daniel Bastard, jefe del departamento para Asia y Pacífico de RSF. “Pedimos al ministro del interior, Amit Shah, que ordene la liberación de Mandeep Punia y la retirada inmediata de todos los cargos absurdos con los que se acusa a los periodistas que han tratado de cubrir las protestas de los agricultores”.

Según informó RSF en su momento, la grave violencia entre comunidades en los barrios periféricos del noreste de Nueva Delhi hace poco menos de un año estuvo acompañada de muchas violaciones a la libertad de prensa, instigadas por la inacción de la policía.

India ocupa el puesto 142 de los 180 países de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de Reporteros Sin Fronteras.