EGIPTO | Presentadores de televisión a sueldo del Gobierno difaman a periodistas

0
342

Reporteros Sin Fronteras ha publicado un informe de 27 páginas titulado «Las marionetas del presidente Sisi» en el que se muestra cómo los presentadores afines al Gobierno y los medios de comunicación controlados por este son utilizados para lanzar y difundir campañas de difamación en contra de los pocos periodistas que todavía son críticos con el poder. 

«Este informe profundiza en las violaciones contra los periodistas en Egipto, en el insoportable ambiente de trabajo debido a campañas de odio, desprestigio y difamación», afirma Sabrina Bennoui, jefa de la Sección de RSF en Oriente Medio. «El Gobierno de Egipto es responsable de estos ataques, llevados a cabo por famosos presentadores y medios de comunicación cómplices».

«Agentes extranjeros», «defensores de los Hermanos Musulmanes», «personas sin principios», «traidores a la nación»«agentes del caos» son solo algunos de los muchos titulares vengativos y difamatorios que los medios de comunicación egipcios han publicado acerca de periodistas independientes. Parece que pueda realizarse cualquier tipo de acusación con el fin de socavar la integridad profesional o personal de estos reporteros.

Además de las violaciones de la libertad de prensa que suele evaluar y documentar RSF, las campañas de desprestigio hacia periodistas egipcios llevadas a cabo por los medios de comunicación también son motivo de consternación. Estas generan un clima insoportable y fuerzan a los reporteros a adoptar un perfil bajo debido al temor de ser encarcelados en cualquier momento. En este informe, cuatro periodistas describen las terribles consecuencias que estas campañas han tenido en su trabajo y vida diaria, y cómo ejercer el periodismo se ha vuelto prácticamente imposible para ellos.

El informe de RSF destaca la coordinación de estas campañas de desprestigio en los medios de comunicación, que siguen un patrón similar. Los ataques son lanzados por presentadores estrella de televisión, quienes difaman a los periodistas en el punto de mira desde populares canales de televisión que, examinados detenidamente, resultan estar controlados por agencias de inteligencia egipcias.

Ahmed Moussa es el arquetipo de ferviente defensor del gobierno que ha sido elevado al estatus de líder de opinión en Egipto y que usa su posición de poder en los medios de comunicación para servir al régimen. Retransmitido por Sada El-Balad TV, su programa «Ala Masouliti» es seguido por millones de egipcios y todo lo que él dice tiene un gran impacto. Ha arremetido contra periodistas como Yosri Fouda, periodista de Al Jazeera, por cuestionar la línea gubernamental egipcia. «Este hombre odia al Gobierno egipcio y a sus instituciones hasta el punto de que la gente lo odia a él», dijo Moussa en horario de máxima audiencia.

A las pocas horas, sus declaraciones son repetidas en todos los medios de comunicación y los periodistas a los que se dirige son citados en los mismos términos en todos los artículos.

Egipto ocupa el puesto 168 de 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF 2022.