CLASIFICACIÓN 2022 | AMÉRICA DEL NORTE: Precariedad crónica y agresiones

0
357

Estados Unidos ha recuperado algunas posiciones en la Clasificación de 2022 (42º, +2 puestos) gracias a las mejoras que se han producido con la Administración Biden, como por ejemplo, la restauración de las conferencias de prensa en la Casa Blanca y en la agencia federal de la salud. Sin embargo, la mayoría de los problemas recurrentes que afectan a los periodistas siguen sin resolverse. Entre ellos, la desaparición de los periódicos locales, una polarización sistemática de los medios y una erosión del periodismo por el efecto de las plataformas digitales, todo ello en un clima de animadversión y agresividad hacia los periodistas.

Aunque Canadá renueva con fuerza su compromiso con la protección y la práctica efectiva de la libertad de prensa internacional, los periodistas canadienses han sido, en 2022, objeto de hostilidades, prohibiciones de acceso, amenazas de muerte y agresiones físicas, mientras cubrían el llamado “Convoy de la Libertad”, una manifestación contra la política sanitaria del gobierno. Otro dato preocupante: las autoridades canadienses detuvieron a periodistas que cubrían una manifestación local contra un oleoducto, en la Columbia Británica. Estos dos hechos explican que Canadá pierda cinco posiciones y se sitúe en el puesto decimonoveno de la Clasificación (19º).

En la zona del Caribe, Trinidad y Tobago (25º) ha progresado significativamente. El país debe su remontada en la tabla a una decisión de la Corte Suprema a favor de la protección de las fuentes periodísticas, que puede tener importantes repercusiones en los medios de toda la región. Guyana (34º) también ha ganado varias posiciones en la Clasificación de 2022 gracias a un panorama mediático sólido y al hecho de que los periodistas trabajan, en general, en un entorno seguro, sin temor a actos violentos o agresiones físicas.