AUSTRALIA | Un experimento de Google elimina a medios australianos de los resultados de búsqueda

0
269

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena los experimentos arbitrarios y opacos que está llevando a cabo Google con su buscador en Australia, con la consecuencia de que muchos sitios web de noticias nacionales ya no aparecen en los resultados de búsqueda de algunos usuarios.

The Australian, ACB, Australian Financial Review, The Age, The Guardian Australia y The Sydney Morning Herald son algunos de los medios de comunicación que no han aparecido en los resultados de búsqueda de un 1% de los usuarios australianos desde el 13 de enero, fecha en la que Google admite que empezó con sus “experimentos”.

Estos experimentos supuestamente están destinados a medir la correlación entre los medios y la búsqueda de Google deben finalizar a principios de febrero. Ninguno de los medios de comunicación ni los usuarios de búsqueda de Google fueron notificados con antelación de las consecuencias de estos experimentos, concretamente de que se verían privados de su acceso habitual a muchas fuentes de noticias.

“Las plataformas deben dejar de jugar al aprendiz de brujo de esta manera completamente opaca”, ha declarado Iris de Villars, jefa del departamento de tecnología de RSF. “La mayoría de los australianos usan Google para encontrar y acceder a noticias online, y estos experimentos confirman la magnitud del poder que plataformas como Google ejercen sobre el acceso al contenido periodístico online y su capacidad de abusar de dicho poder en detrimento del acceso del público a la información. Tienen el deber de ser transparentes y de informar a sus usuarios, un deber que es tanto mayor a la luz del impacto que los experimentos actuales y futuros pueden tener sobre el pluralismo periodístico”.

Google realiza decenas de miles de pruebas en su motor de búsqueda cada año. Los experimentos que realizan Google y otras plataformas suelen ser para probar cambios de diseño, modificaciones algorítmicas o nuevas características en algunos de sus usuarios con el fin de estudiar su comportamiento y orientar futuros cambios.

Esta no es la primera vez que alguno de estos experimentos ha afecta al pluralismo periodístico. Facebook, por ejemplo, probó una nueva característica llamada “Explore” en seis países: Bolivia, Camboya, Guatemala, Serbia, Eslovaquia y Sri Lanka, desde octubre de 2017 hasta marzo de 2018. Este experimento, en el que el contenido de noticias independientes se relegó una ubicación secundaria no muy accesible, tuvo un impacto desastroso en el pluralismo periodístico en estos países, cayendo drásticamente el tráfico online de los medios de comunicación locales. En Camboya, varios periodistas ciudadanos perdieron una gran parte de sus lectores, por lo que tuvieron que pagar para restaurar el tráfico hacia sus portales online como resultado.

Los experimentos de Google en Australia han llegado en un momento de tensión entre las plataformas y el gobierno australiano, que ha propuesto una nueva ley, llamada Código de Negociación de los Medios de Comunicación, bajo el cual plataformas como Google y Facebook tendrían que compartir dinero publicitario con empresas mediáticas.

Los dos gigantes tecnológicos han reaccionado con hostilidad ante tal propuesta. Facebook ha dicho que esto provocará que tanto los medios de comunicación de Australia como los usuarios no compartan contenido periodístico en Facebook e Instagram. Google, por su parte, ha añadido un mensaje emergente en sus resultados de búsqueda avisando a los usuarios australianos de que “su experiencia de búsqueda se verá afectada por la nueva regulación”.

Cuando se le preguntó sobre los detalles de este experimento, su propósito y su transparencia hacia los medios de comunicación y sus usuarios, Google respondió a RSF con un comunicado de prensa genérico ya existente.

Australia ocupa el puesto 26 de los 180 países de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de Reporteros Sin Fronteras.