ARGELIA | El Parlamento Europeo llama a la liberación inmediata e incondicional de Khaled Drareni

0
1181

En una resolución de urgencia aprobada el 26 de noviembre, el Parlamento Europeo ha destacado el deterioro de la situación de los derechos humanos en Argelia, y en particular, en el caso de Khlaed Drareni, periodista sentenciado a dos años en prisión el 15 de septiembre. En un comunicado conjunto, Reporteros Sin Fronteras y otras 15 organizaciones de la sociedad civil han considerado la resolución como un paso muy necesario para abordar la creciente represión.

El 26 de noviembre, el Parlamento Europeo aprobó una resolución de urgencia destacando “el deterioro de la situación de los derechos humanos en Argelia, en particular, en el caso del periodista Khaled Drareni”, sentenciado a dos años en prisión el 15 de septiembre de 2020. La resolución, propuesta por seis de los siete grupos políticos, señala un amplio acuerdo de todo el espectro político. Las organizacionales nacionales e internacionales firmantes de la sociedad civil consideran que la adopción de esta resolución es un paso oportuno y muy necesario para abordar la creciente represión contra la sociedad civil, los activistas pacíficos, los artistas, los periodistas y la independencia del poder judicial.

El texto aprobado recuerda otra resolución de urgencia del Parlamento Europeo del 28 de noviembre de 2019 sobre la situación de las libertades civiles en Argelia y expresa su solidaridad con todos los ciudadanos argelinos – mujeres y hombres, de diversos orígenes geográficos, socioeconómicos y étnicos – que se han manifestado pacíficamente desde febrero de 2019”. Subraya también que “en 2020, los movimientos por los derechos de las mujeres han intensificado  su denuncia del aumento de la violencia contra la mujer”. La resolución pide “una revisión de las leyes existentes para garantizar completa igualdad”.

El periodista Khlaed Drareni, caso destacado por la resolución, se ha convertido en un símbolo de la libertad de prensa en Argelia. Su acoso por parte de las autoridades argelinas y su sentencia a dos años en prisión es un claro ejemplo de la intensificación de la represión en el país.

La resolución del Parlamento Europeo condena la escalada de arrestos y detenciones arbitrarias y pide a las autoridades que “liberen inmediata e incondicionalmente a Mohamed Khaled Drareni y a todos aquellos detenidos y acusados por ejercer su derecho a la libertad de expresión, tanto online como offline, a la libertad de reunión y asociación, incluidos Yacine Mebarki, Abdallah Benaoum, Mohamed Tadjadit, Abdelhammid Amine, Abdelkrim Zeghileche, Walid Kechida, Brahim Laalami, Aissa Chouha, Zoheir Kaddam. Walid Nekkiche, Nourredine Khimoud and Hakim Addad”.

El Parlamento también “reitera el llamamiento a la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a liberar urgentemente a todos los presos políticos y a aquellos detenidos por expresar opiniones disidentes sobre la pandemia COVID-19”.

Por último, “pide a las autoridades de Argelia el desbloqueo de los medios de comunicación y el fin de las detenciones de activistas políticos, periodistas y defensores de derechos o humanos, así como cualquier persona que exprese discrepancia o crítica del gobierno”.

El Parlamento Europeo también se dirige a las instituciones de la Unión Europea y a los Estados miembros, y les pide que “apoyen a los grupos de la sociedad civil, defensores de derechos humanos, periodistas y manifestantes mediante la adopción de una posición pública más firme respecto a los derechos humanos y el estado de Derecho en Argelia. Que condenen de manera pública y clara las violaciones de derechos humanos. Que insten a las autoridades a liberar a los detenidos de manera arbitraria y que abandonen el uso excesivo de prisión preventiva. Que soliciten acceso a los detenidos y monitoreen los juicios de activistas, periodistas y defensores de los derechos humanos y que sigan de cerca la situación de los derechos humanos en Argelia”.

Bajo los Artículos 3.5 y 21.1 del Tratado de la Unión Europea y del Artículo 2 del Acuerdo de Asociación Euro-mediterráneo UE – Argelia, la Unión Europea y sus Estados miembros deben situar los derechos humanos, incluido el respeto de los convenios internacionales de derechos humanos, en el centro de su cooperación colectiva y bilateral con Argelia. Esto incluye el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR, por sus siglas en inglés), cuyos artículos 14, 19, 21 y 22 son aplicables a los problemas de derechos humanos discutidos en la resolución. El Parlamento Europeo afirma que la resolución espera que la UE coloque la situación de los derechos humanos en el centro de su compromiso con las autoridades argelinas, especialmente durante el próximo Consejo de Asociación UE – Argelia. Que presione al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) para que elabore y presente una lista de casos individuales de especial preocupación, incluidos los mencionados en la presente resolución. Y para que informe periódicamente al Parlamento sobre los avances en la resolución de estos casos”.

La adopción de esta resolución se produce tras las recientes enmiendas de la Constitución, en un proceso que ha sido criticado por su falta de transparencia e inclusividad. Las enmiendas mantienen el dominio del poder ejecutivo sobre todas las instituciones, incluido el poder judicial; preservan las restricciones dañinas a los derechos y libertades e impiden la supervisión efectiva independiente de las fuerzas militares y de seguridad. Todo esto supone un grave peligro y en ese sentido, el Parlamento Europeo ha pedido a las autoridades de Argelia que garanticen tanto la plena rendición de cuentas como la supervisión civil y democrática de las fuerzas armadas y su subordinación efectiva a una autoridad civil legalmente constituida. Y que garanticen también que el papel de las fuerzas armadas sea el adecuado definido por la Constitución y expresamente limitado a asuntos de defensa nacional”.

En medio de este rápido deterioro del espacio cívico y de las libertades fundamentales, la acción pública colectiva por parte de la comunidad internacional es necesaria para proteger los derechos y las libertades de los ciudadanos argelinos, incluido el derecho a participar libremente en la vida pública de su país.

Organizaciones signatarias

  • Amnistía Internacional
  • Acción por el Cambio y Democracia en Argelia (ACDA, por sus siglas en inglés)
  • Liga por la Defensa de los Derechos Humanos de Argelia
  • Artículo 19
  • Instituto de Estudios de Derechos Humanos de El Cairo (CIHRS, por sus siglas en inglés)
  • Caricaturas por la paz
  • CIVICUS: Alianza Mundial por la Participación Ciudadana
  • Colectivo de Familias de Desaparecidos en Argelia (CFDA, por sus siglas en inglés)
  • Foro de Solidaridad Euromediterráneo (FORESEM, por sus siglas en inglés)
  • Euromed Droits
  • Human Rights Watch
  • Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH, por sus siglas en inglés)
  • Reporteros Sin Fronteras (RSF)
  • Riposte Internationale
  • Unión Autónoma de Personal de la Administración Pública (SNAPAP, por sus siglas en inglés)
  • Unión Solidaria de Docentes de Educación Superior (SESS, por sus siglas en inglés)

 

Argelia ocupa el puesto 146 de los 180 países de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de Reporteros Sin Fronteras.