AFGANISTÁN | La situación para las periodistas afganas, cada vez más crítica

0
849

La situación de las mujeres periodistas empeora en Afganistán, según el informe anual que el Centro para la Protección de las Mujeres Periodistas Afganas (CPAWJ) ha publicado esta semana. Como causantes del deterioro, al informe apunta a las amenazas, la violencia, los asesinatos selectivos, el impacto de la pandemia de coronavirus y las conversaciones de paz con los talibanes, así como a las actitudes tradicionales hacia el lugar que ocupan las mujeres en la sociedad afgana.

En los últimos 12 meses, el CPAWJ ha registrado más de 100 casos de agresión contra mujeres periodistas, que incluyen insultos, agresiones físicas, amenazas de muerte y asesinatos. De los 21 casos que las mujeres afectadas han remitido al Centro, diez fueron evaluados por el Ministerio del Interior, cinco fueron investigados por la policía y cuatro de las mujeres fueron enviadas a refugios.

El informe revela que las periodistas afganas se vieron gravemente afectadas por el confinamiento impuesto como resultado de la pandemia de Covid-19. Según cifras oficiales, el 20% de ellas perdió su empleo o su empleador las obligó a tomarse un receso sin sueldo, y solo unas pocas han tenido la suerte de recuperar su empleo, mientras que algunos medios de comunicación no han visto ninguna mejora en su situación financiera desde que acabara la cuarentena.

A las mujeres periodistas les preocupa que sus demandas, y ellas mismas, sean ignoradas en las conversaciones de paz entre el gobierno afgano y los talibanes. La CPAWJ insiste en la importancia de su llamamiento de agosto de 2020 al gobierno afgano, la comunidad internacional y los países involucrados en asuntos afganos, incluido Estados Unidos, para alcanzar un acuerdo inmediato sobre un alto el fuego.

Apoyado por más de 200 activistas de la sociedad civil, funcionarios gubernamentales, directores de medios y periodistas, el llamamiento también pide protección y seguridad para las mujeres periodistas, así como garantías para la libertad de información y la libertad de expresión en las conversaciones.

De las 173 organizaciones de medios que firmaron la carta CPAWJ contra el acoso a mujeres periodistas (43 de ellas en Kabul y 130 en 19 provincias), 94 mantienen su adhesión, asegura el informe.

Redactada hace tres años por el Centro en asociación con Reporteros sin Fronteras (RSF) y apoyada por activistas de la sociedad civil, la carta tiene como objetivo promover la posición de las mujeres, apoyar a las periodistas, responder a sus problemas y quejas y combatir la discriminación. Aunque fue firmada por 173 de los 325 medios de comunicación nacionales y locales de Afganistán, “los problemas de seguridad y tradición, y los desafíos económicos continúan siendo los principales obstáculos para su implementación”, dice el informe.

“Eliminar a las mujeres periodistas equivale a imponer silencio a todas las demás mujeres. En Afganistán, los hombres piensan desde el punto de vista de los hombres. No quieren prestar atención a los problemas que nos preocupan. Un medio de comunicación sin mujeres es una garantía de que muchos temas nunca serán cubiertos”, sostiene la directora de CPAWJ, Farida Nekzad, en el informe “El periodismo frente al sexismo”, que RSF publicó el Día Internacional de la Mujer, y después de que cuatro periodistas y trabajadoras de medios afganos fueran asesinadas en los últimos tres meses.

Afganistán ocupa el puesto 122 entre 180 países en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de RSF.