AFGANISTÁN | Asesinan a la periodista Malala Maiwand de forma deliberada

0
1040

Reporteros Sin Fronteras (RSF) condena el asesinato de la periodista Malala Maiwand en la ciudad de Jalalabad, al este de Afganistán, y pide a las autoridades afganas que garanticen la seguridad del personal de los medios de comunicación en lugar de no hacer nada por protegerlos.

Malala Maiwand murió en el acto el pasado 10 de diciembre cuando dos hombres armados dispararon a su coche mientras iba a trabajar. Su chófer, Tahar Khan, murió en el hospital a causa de sus heridas. Maiwand se dirigía a Jalalabad, donde están las oficinas de Enekaas TV, un canal de televisión privado para el que trabajaba desde hacía 8 años.

Maiwand, que tenía 30 años,  era también la representante del Centro para la Protección de Mujeres Periodistas Afganas en Jalalabad (CPAWJ, por sus siglas en inglés).  Su directora, Farideh Neekzad, describe a Maiwand como una mujer valiente y activa, una de las primeras activistas de CPAWJ, a quien no le daba miedo contar los hechos y decir la verdad en una región que está bajo constante presión por parte de los enemigos de los derechos de las mujeres y la libertad de expresión”.

El CPAWJ es una ONG afgana creada por mujeres periodistas. Su objetivo es asistir y proteger a mujeres periodistas, especialmente a aquellas que trabajan en las provincias remotas de Afganistán y que, por esta misma razón, son especialmente vulnerables.

Malala Maiwand era más que una simple periodista, afirmado Reza Moini, jefe del departamento para Irán y Afganistán de RSF. Su compromiso con el CPAWJ la convirtió en un modelo a seguir para muchas mujeres periodistas afganas. Su asesinato es todavía más estremecedor y horrible por haberse producido en la misma fecha en que todo el mundo celebra el Día de los Derechos Humanos. Esto se une a una larga lista de ataques deliberados contra periodistas afganas y es un cruel recordatorio de la urgente necesidad de que las autoridades del país tomen medidas inmediatas para reforzar la seguridad de los profesionales de los medios de comunicación”.

Zamie Latifi, director de Enekaas TV, ha contado a RSF que su canal de televisión había recibido repetidas amenazas en los últimos meses, dirigidas no a periodistas en concreto, sino al canal de televisión en su conjunto. Najibollah Maghsoudi, jefe del comité de verificación de quejas contra periodistas (una rama del Ministerio de Interior), ha declarado que el comité no había registrado ninguna amenaza específica contra Maiwand. El portavoz de los talibanes, Zabiholah Mojahed a negado la implicación de la organización terrorista en el asesinato.

Este es el segundo asesinato deliberado de periodistas afganos en menos de un mes. Mohammad Aliyas Dayee, periodista para la sección en lengua pastún de Radio Azadi, la rama afgana de Radio Free Europe/Radio Liberty (RFE/RL), fue asesinado por una bomba lapa en su coche en Lashkargah, capital de la provincia de Helmand, al suroeste del país, el 12 de noviembre.

Afganistán ocupa el puesto 122 de los 180 países de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de Reporteros Sin Fronteras.