YEMEN | Un periodista muerto y otros nueve heridos por las explosiones en el aeropuerto de Adén

0
1254

Reporteros Sin Fronteras pide una investigación internacional para esclarecer las circunstancias en las cuales murieron el reportero de televisión Adeeb Al-Janani y otros nueve periodistas resultaron heridos tras una serie de explosiones en el aeropuerto de Adén, ciudad al sur de Yemen, cuando llegaba un nuevo gobierno de unidad en un vuelo procedente de Arabia Saudí, el 30 de diciembre.

Adeeb Al-Janani, reportero de Belqees TV, estaba describiendo el caos que había causado la primera explosión cuando fue interrumpido por una segunda explosión, que lo mató. Al menos otras 25 personas murieron por las explosiones y unas 100 resultaron heridas, entre ellas nueve periodistas, según fuentes locales. Algunos testigos, entre los que se cuenta un periodista, apuntan que se trataba de misiles lanzados.

El ministro de información del nuevo gobierno de unidad culpó rápidamente del ataque a los rebeldes hutíes que controlan gran parte del norte de Yemen. El avión que transportaba al nuevo gabinete venía de Riad, la capital saudí, donde tiene su base el gobierno de Yemen, reconocido internacionalmente, desde que los hutíes se hicieron con el control de la capital yemení, Saná, en 2014. El nuevo gobierno de unidad se formó el 18 de diciembre como resultado de un acuerdo entre el gobierno en el exilio con sede en Riad y los separatistas del sur, con sede en Adén. Esto fue negociado por Arabia Saudí, que lleva intentando más de un año formar un frente conjunto con Yemen contra los hutíes, quienes están cerca de tomar Marib, último bastión oficial del gobierno yemení en el norte del país.

“La muerte de Adeeb Al-Janani ha vuelto a demostrar los riesgos a los que se enfrentan los periodistas yemeníes y el valor que deben mostrar para cubrir los acontecimientos en su país”, ha declarado Sabrina Bennoui, jefa del departamento para Oriente Medio de RSF. “Pero esto no significa que sus muertes sean inevitables. Es necesaria una investigación internacional para esclarecer las circunstancias de este acto inaceptable e identificar a los responsables que deben ser juzgados”.

Nabil Hassan, fotógrafo de la Agencia France-Presse (AFP), fue asesinado de forma deliberada de un disparo por un hombre armado no identificado fuera de su casa en un barrio de Adén en junio de 2020. Ninguna investigación ha identificado a los responsables.

Mientras tanto, nueve periodistas siguen secuestrados como rehenes en Yemen, siete de ellos por los hutíes que controlan Saná. Cuatro de estos periodistas están esperando a que se ejecuten las sentencias de muerte que recibieron en abril de 2020 acusados de espiar para Arabia Saudí.

Yemen ocupa el puesto 167 de los 180 países de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2020 de Reporteros Sin Fronteras.