SIRIA | Tercer periodista sirio asesinado en 2022 y otro herido en ataques aéreos turcos

0
621

La cobertura informativa es esencial en época de conflictos armados y los periodistas no deberían ser el objetivo, afirma Reporteros Sin Fronteras (RSF) tras el bombardeo aéreo turco en el Kurdistán sirio el 20 de noviembre, en el que murió el reportero de agencia de noticias Îsam Ebdella en la ciudad de Al-Malikiyah y  en Kobane fue herido el reportero de televisión Mohammad Al Jarada.

«Îsam Ebdella es el tercer periodista que Siria pierde este año debido a la guerra», explica Jonathan Dagher, responsable del Área de Oriente Medio de RSF. «Los periodistas están en primera línea de este conflicto en el que están involucrados muchos actores, incluido Turquía. El acceso a la información sobre el terreno depende de ellos y deben ser protegidos a toda costa».

Reportero de Hawar News Agency (ANHRA), medio de comunicación local, Îsam Ebdella cubría el Kurdistán sirio desde 2013. Fue asesinado por un bombardeo aéreo turco mientras entrevistaba a los residentes de Al-Malikiyah, ciudad kurda del norte de la gobernación de Hasaka que había sido objetivo de otro ataque unas horas antes.

En un comunicado en el que se informa de la muerte del periodista de 39 años, la asociación regional de periodistas ANHRA reiteró su compromiso: «estamos convencidos de que todos nuestros amigos periodistas continuarán haciendo su trabajo con pasión y seguiremos descubriendo la verdad, sea cual sea el sacrificio».

Mohammad Al Jarada, reportero de 24 años de Sterk TV, fue herido en Kobane, al norte de la gobernación de Alepo, a 300km al oeste de Al-Malikiyah. Fue alcanzado mientras realizaba un reportaje en directo en el exterior de un hospital cerrado que había sido objetivo de un bombardeo aéreo el día anterior. Un vídeo publicado en Twitter muestra al periodista y a su equipo huyendo mientras se inicia un nuevo ataque en el mismo lugar justo después de empezar a grabar. Al Jarada sufrió una herida en la cabeza a causa de la metralla y fue trasladado a un hospital donde sigue siendo tratado por una hemorragia interna. Su estado es estable.

Al Jarada cree que su equipo fue atacado deliberadamente. «Su objetivo estaba claro», cuenta a RSF. «Los turcos quieren atacar a periodistas kurdos para encubrir las atrocidades que están cometiendo en la región. Quieren silenciar a los medios de comunicación que muestran al mundo lo que están haciendo en el Kurdistán».

El ministro de Defensa turco sostiene que lanzaron los bombardeos aéreos en el norte de Siria e Irak para alcanzar a los grupos kurdos que Ankara acusa de haber bombardeado Estambul el 13 de noviembre. Algunos funcionarios turcos han calificado los ataques aéreos como una merecida represalia. Sin embargo, los grupos militantes kurdos han negado cualquier implicación en el atentado de Estambul.

Tras los ataques aéreos, el portavoz de las Fuerzas Democráticas Sirias, Farhad Shami, tuiteó que dos ciudades con un gran número de refugiados había sido alcanzado. También escribió que «11 periodistas fueron martirizados, entre ellos un periodista, y seis resultaron heridos».

Una semana antes de la muerte de Ebdella, el conocido periodista local Atef Al Saidi fue asesinado mientras cubría los enfrentamientos entre las facciones armadas respaldadas por el Gobierno y el Estado Islámico en Daraa, en el sur de Siria. Con tres periodistas asesinados en 2022, Siria es uno de los países más mortíferos para los profesionales de los medios de comunicación.

Un total de 66 periodistas han sido asesinados en el país desde 2016 y al menos 58 continúan estando encarcelados, retenidos como rehenes o desaparecidos en relación con la guerra civil que comenzó con un levantamiento en 2011.

Siria y Turquía ocupan los puestos 171 y 149 de 180, respectivamente, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2022 de RSF.